ArabicBasqueBelarusianCatalanChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
MÉXICO: Gases y tubos para el pueblo, aplauso para los torturadores y represivos.

MÉXICO: Gases y tubos para el pueblo, aplauso para los torturadores y represivos.

En la madrugada del 3 de abril, familias enteras que se movilizaban en gran medida contra el asesinato de tres mujeres en México fueron atacadas por el Gobierno por medio de la policía de Chimalhuacán. 

En la madrugada del 3 de abril, familias enteras que se movilizaban en gran medida contra el asesinato de tres mujeres en México fueron atacadas por el Gobierno por medio de la policía de Chimalhuacán. 

Gases lacrimógenos y tubos de forma desmedida por parte de la policía, algunos con uniforme y otros reprimiendo vestidos de civil, fueron lanzados a los manifestantes que se encontraban por el feminicidio de Irene Martínez, quien este 1ero de abril fue detenida por la policía de tránsito local, manteniéndose desaparecida por unas horas y finalmente encontrada  con signos de tortura. 

Dentro de los manifestantes se encontraban en su mayoría los  familiares de Diana Vázquez (asesinada en 2017 en Chimalhuacán), Mariana Lima (asesinada en 2009 por un comandante de policía de Chimalhuacán). 

La policía arremete con más violencia contra la familia y la población movilizada , que contra los propios narcos, y corruptos de cuello blanco. Sin decir que, la muerte de esta joven, así como la de Mariana Lima, muestran una vez más que la represión está dirigida al pueblo, funcionando así como perros del sistema y no como defensores de la ciudadanía. 

Se denuncia a partir de colectivos asociados a la defensa de los derechos de las mujeres que Irene Martínez se dirigió a realizar una denuncia a cinco policías acusados (uno de ellos es un comandante), los cuales en el 2019 secuestraron y abusaron sexualmente de su propia hija de 12 años. 

Así, la persecución social y el hostigamiento se hicieron presente por parte de la policía. Este tipo de accionar no es nuevo, pues tanto los familiares de Diana como de Marina detallan vivirlos desde que se movilizan por justicia. Además de hacerse presente el silencio de este estado burgués, que de paso vale decir de democrático no tiene nada, que brilla por su ausencia y silencio. 

La paz que desean que se mantenga entre el pueblo y la burguesía, no rige igual para ambos lados. En cuanto nos matan, masacran, torturan, explotan, desaparecen y nos dejan morir de hambre, frío, y por falta de medicamentos y tratamientos, de acuerdo con la burguesía y sus agentes, nosotros deberíamos esperar tranquilos a que esa ruleta rusa le toque a otro y no a nosotros.  Ni pensar en movilizarnos, puesto que, la paz y la democracia está vigente. 

Quien diría que tal mentira será tomada en serio por el pueblo y los trabajadores, que sufren en primera mano la violencia de este sistema. Se supone que la acción contra las familias que se movilizaban hasta tienen fundamento en la ley; pero con la disculpa de que supuestamente los manifestantes se encontraban “dañando instalaciones y siendo un peligro”, se acabó la Ley. La ley está del lado del sistema, de los ricos, de los que pueden pagarla. 

Situaciones como está dejan en claro la capacidad del estado en generar escenas falsas de crímenes, manipular la Ley según les convenga y la facilidad de detener, torturar y seguir adelante sin ningún tipo de restricción. La alta burocracia del Estado tiene intereses de clase que cuidar, y, adivinen, no están de nuestro lado.

COMPARTIR:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Plataforma Latino Americana