ArabicBasqueBelarusianCatalanChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
LOS ÁNGELES ESTÁ QUE QUEMA

LOS ÁNGELES ESTÁ QUE QUEMA

Trabajadores del área de la salud y de los servicios sociales en Los Ángeles entraron en huelga este mes. Son más o menos 57.000 trabajadores luchando por sus derechos.

Los trabajadores de la salud del Centro Médico Cedars Sinai alegan malos pagos, falta de personal y falta de medios adecuados para brindar una atención adecuada a los pacientes.

Mientras tanto los trabajadores sociales del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios están luchando por un aumento salarial y condiciones adecuadas de trabajo que no está siendo posible debido a la falta de material adecuado para trabajar en medio la pandemia.

Los trabajadores no están aceptando ningún acuerdo que no cumpla con sus demandas. Los trabajadores de servicio social, por ejemplo, con 98% de los votos decidieron continuar con la huelga.

Este tipo de huelgas, dificiles de disolver, van cada vez aparecer más y más. Esas huelgas ya están ocurriendo de forma pequeña, pero radicalizada en diversos países de América Latina.

Esto pasa debido a la crisis y el repaso gigantesco de dinero a los grandes capitalistas, lo que ocasiona falta de dinero hasta mismo a los sectores más importantes de la sociedad como la salud.

Por un lado, las contradicciones de clase están tan grandes, que si una huelga se termina de radicalizar en EUA, pasando por cima de sindicatos, policia y demás aparatos de represión, lo que podemos esperar es que en cualquier descuido podremos apreciar grandes revoluciones hasta en los países desarrollados.

Por otro lado, esto no significa que los revolucionarios, trabajadores y el pueblo de Latinoamerica debemos quedarnos de brazos cruzados, pues aún que haya una campaña para desvalorizarnos, si el imperialismo pierde el control de nuestro Continente, la revolución será iminente.

Por lo tanto, las condiciones nunca fueron tan favorables para la libertación de los pueblos; todos los partidos políticos oficiales perdieron su legitimidad ante la población; las direcciones burocráticas y vendidas de los sindicatos estan cada vez más desgastadas. Y lo más importante no se puede engañar o iludir el hambre.

COMPARTIR:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Plataforma Latino Americana