ArabicBasqueBelarusianCatalanChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Panamá: Más de una semana de Protestas y un gobierno sin margen de maniobra

Panamá: Más de una semana de Protestas y un gobierno sin margen de maniobra

Hace más de un mes que varios sindicatos y poblaciones organizadas vienen exigiendo medidas para enfrentar a la crisis y principalmente al alza de los precios de la canasta básica y de los combustibles.

Las manifestaciones se volvieron masivas en Panamá, llegando al corte de vías importantes de tránsito y masivas movilizaciones en algunos sectores de la capital, Ciudad de Panamá.

El disparador de las protestas fue el alza sostenida de los combustibles – más de un 40% en los últimos seis meses -, pero después, las exigencias se ampliaron a temas como el gasto del gobierno, las carencias de salud, educación y empleo.

Las principales exigencias son claras:

  • Reducción del precio de los combustibles
  • Disminución de los precios de los productos de la canasta básica
  • Aumento del poder de compra de los salarios (aumento salarial)
  • Alto al desempleo: más del 30 % de los trabajadores están desempleados en la ciudad de Colón.
  • Mejoras en la infraestructura y seguridad laboral: por creciente mortalidad laboral.
  • Mayor inversión en educación y salud (6% para la educación)

Ante la movilización, el martes pasado, el Ejecutivo aprobó el congelamiento del precio de la gasolina y de una decena de productos. Además de “la instauración de un proceso de reducción del 10% de la planilla estatal y el inicio de un programa de retiro voluntario de servidores del sector público”, suspensión de aumento de salario al sector público, aprobación para crear un programa de retiro voluntario de servidores o la restricción de asignación de celulares dentro del Gobierno, entre otras supuestas medidas de austeridad.

Ante esta respuesta por parte del gobierno, las organizaciones y sindicatos volvieron a convocar a las protestas populares, pues se entiende que son migajas para calmar al pueblo y poco responden a las exigencias concretas.

LA SALIDA ES UNA SOLA

La reducción de la planilla estatal, significa más desempleados y por ende más necesidades, la verdadera opción para enfrentar la crisis, y que no sea volcada a los trabajadores y pueblos explotados es con el NO PAGO A LA DEUDA PÚBLICA y la utilización de esos recursos en beneficio del pueblo.

La crisis económica aprieta cada vez más a los gobiernos, los cuales, teniendo un objetivo de clase, buscam defender los intereses de la banca y los grandes capitalistas. Por esa razón traspasan la crisis a los pueblos oprimidos y a los trabajadores.

Es necesaria hoy más que nunca la unión de los trabajadores y de los oprimidos de toda nuestra América Latina contra la explotación, la opresión y por ende contra el capital local e imperialista.

Si tenemos fuerza para exigir, tenemos fuerza para proponer una nueva forma de organización que nos represente a nosotros, los de “abajo”, los oprimidos, explotados y cansados de mantener un sistema que contiene un problema base: el 1% se enriquece frente al 99% siendo así el capitalismo, una feroz dictadura contra la inmensa mayoría.

Únicamente la lucha contra el Estado burgués y las grandes empresas capitalistas podrá traernos la solución a nuestros problemas. No podemos seguir tercerizando al gobierno la lucha de los y las trabajadoras.

COMPARTIR:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Plataforma Latino Americana