ArabicBasqueBelarusianCatalanChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
PETRO NO REFORMARÁ LA ESMAD

PETRO NO REFORMARÁ LA ESMAD

Si bien el Gobierno Colombiano está planteando una "reforma profunda" de esta fuerza, seguirá existiendo. La principal política es ... Cambiarle el color a la represión.

Como cuento que se repite una y otra vez, la reforma de la tropa de choque, la policía represiva que es usada como sacaría del Estado al servicio de los grandes capitales; seguirá igual que siempre, solo qué con algún que otro ajuste en la superficialidad.

Al igual que en Chile, con la asunción de Boric, la farsa comenzó a funcionar; continúa aplicando las mismas medidas de los gobiernos anteriores, únicamente que cada vez más reaccionarias pero disfrazadas con mucha demagogia.

PROGRAMA, PROGRAMA… ¿ADÓNDE ESTÁS QUE NO TE VEO?

El supuesto programa del gobierno encabezado por Petro y Márquez fue realizado a la perfección para poder cooptar a las masas rebeldes que se habían movilizado durante el Paro Nacional ocurrido durante 2019-2020. Estas 45 páginas de demagogia pura, contenían a simple vista, las principales exigencias que el propio pueblo alzó durante las manifestaciones, únicamente, que al ver con lupa las mismas estaban vacías.

Una de estas “promesas” fue el desmonte de la ESMAD, que fue responsable por la brutal represión del levante. La misma situación también estuvo presente en Chile, con la “promesa” de refundar Carabineros. Aquellas instituciones que a partir del ejercicio del monopolio de la fuerza legítima llevaron adelante una masacre a nombre del gran capital durante los alzamientos en ambos países.

¿Coincidencia o un mismo guión?

Específicamente, el Programa sobre este punto dice: “[…] Nuestra prioridad será […] el desmonte del ESMAD y el tránsito a una fuerza orientada a la solución pacífica e inteligente de conflictos.”

Lo que tenemos en la realidad es que el gobierno pequeño burgués al servicio de la burguesía lleva adelante la batuta capitalista, no liberando a los presos políticos y a su vez no desmontará la ESMAD, sino que creará una “Unidad de diálogo y acompañamiento” y le cambiará de color a los uniformes.

Las fuerzas más represivas son las encargadas en reprimir las diferentes formas de lucha, pacíficas y violentas, con las cuales el pueblo manifiesta su descontento y exige al Estado y a los capitalistas reivindicaciones concretas, las cuales en su mayoría no puede conceder en este momento debido a la gran crisis estructural que enfrenta.

Quien dice y se viste de rojo, por lo menos aparenta un poco, mientras tanto sigue masacrando y arremetiendo con todo y tanquetas contra el pueblo y los trabajadores organizados.

Es así, que la política concreta del imperialismo para este período en toda América Latina es:

  • Cooptación de los movimientos y alzas a través de los partidos pequeño burgueses ultra; derechizados por la presión del capital en crisis
  • La incorporación de “nuevos” elementos, como convenciones constitucionales (controladas por parlamentos controlados por la derecha), ex guerrilleros en el gobierno, mujeres feministas, negros y gays para reprimir con palabras “progres” para los mismos planes anti populares;
  • La represión continua del movimiento rebelde y revolucionario, así como la cooptación de todo tipo de organización hacia la institucionalidad.

¿Y nosotros no jugamos?

Desde este lado de la vereda, también existe una política concreta a desarrollar para poder hacerle frente al avance y masacre de los pueblos oprimidos:

  • Reorganizar y agrupar las fuerzas revolucionarias a partir de asambleas territoriales, núcleos por empresa y sectores de trabajo en pro de defender un programa único contra el avance del capital.
  • La construcción de un programa y plataforma de lucha, que tenga como pilar fundamental la construcción del “poder popular” que logre disputar la hegemonía del poder burgués.
  • Levantar pilares generales como los son:
    • La lucha por el poder político;
    • La lucha contra las policías y los medios de represión del Estado;
    • La nacionalización de los recursos naturales y su recuperación de la mano de las trasnacionales;
    • Fin inmediato a la intervención de cualquier organismo vinculado con el imperialismo norteamericano y su salida del suelo latinoamericano;
    • Fin al Estado narco-paramilitar promovido y dirigido por el propio imperialismo norteamericano y la CIA;
    • Fin al pago de las deudas ultra corruptas de los Estados;
    • Fina los acuerdos impuestos por el FMI, Banco Mundial y organismos internacionales;
    • Pleno reconocimiento a la Autodeterminación de los Pueblos Originarios;

Únicamente a través de la lucha de base, organizada ante estos grandes frentes, y con la premisa de querer conquistar y disputar el poder político, podremos romper con las mentiras, demagogia y la continua estafa de la democracia burguesa contra la inmensa mayoría de la población.

COMPARTIR:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

2 comentarios en «PETRO NO REFORMARÁ LA ESMAD»

Deja un comentario

Plataforma Latino Americana