ArabicBasqueBelarusianCatalanChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
A 40 años de la Masacre de Sabra y Chatilla por Israel

A 40 años de la Masacre de Sabra y Chatilla por Israel

El Estado de Israel representa uno de los principales instrumentos del imperialismo norteamericano y de la reacción mundial para controlar el Oriente Medio, la región más rica en petróleo y una de las más explosivas del mundo. ¡Palestina Libre!

La masacre representó la culminación de la expulsión de las tres cuartas partes de la población palestina de lo que ahora es el Estado de Israel por parte de las milicias sionistas que formarían el ejército israelí en 1948.

Entre el 16 y el 18 de septiembre de 1982, la milicia fascista cristiana libanesa, Saad Haddad, creada bajo el patrocinio del gobierno israelí en 1976, y el Ejército del Sur del Líbano, también creado por Israel, con el objetivo de proteger la frontera norte, entraron en los campos de refugiados de Sabra y Chatilla, ubicados en el oeste de Beirut, y asesinaron a sangre fría a 3.000 personas, refugiados palestinos, civiles, principalmente mujeres, niños, ancianos, bajo la protección de tanques, la aviación y la armada israelí.

La masacre contó con la complacencia de las fuerzas militares de Naciones Unidas (francesas, italianas y estadounidenses) que se apostaron en la zona para impedir la entrada del ejército israelí.

La excusa fue el atentado que, días antes, le había costado la vida al líder falangista Bachir Gemayel y a 60 seguidores más, en vísperas de las elecciones.

La operación fue orquestada con la invasión del país por parte del ejército israelí que bombardeó las principales ciudades, siete años después del inicio de la guerra civil en Líbano.

Después de 82 días, los guerrilleros palestinos de la OLP (Organización para la Liberación de Palestina), liderados por Yasser Arafat, y otros grupos de resistencia abandonaron Beirut por mar hacia Túnez. Los campos de refugiados quedaron completamente desprotegidos.

La resistencia palestina se había fortalecido desde la Primera Intifada, que estalló en los territorios ocupados por Israel en la Guerra de 1967.

Los sionistas israelíes muy manchados con la sangre palestina

Desde por lo menos 1948, los sionistas israelíes han estado manchados con la sangre del pueblo palestino.

Varias operaciones militares subsecuentes tuvieron como objetivo arrasar aldeas palestinas enteras. En 1953, una operación militar tuvo como objetivo arrasar la aldea palestina de Qibya, ubicada en Cisjordania, entonces ubicada en Jordania. Fue la respuesta a un ataque que tuvo lugar en la ciudad israelí de Yehud, donde hubo un saldo de tres civiles muertos. Por órdenes directas del primer ministro David Ben Gurion, 69 personas fueron asesinadas. 49 casas, una escuela y una mezquita fueron destruidas, muchas de ellas voladas con gente adentro.

En 1967, en la guerra de los Siete Días, los sionistas apoyados por el imperialismo norteamericano tomaron vastos territorios de varios países vecinos y de los palestinos.

En la guerra de 1973 contra los árabes, el imperialismo norteamericano intervino nuevamente a favor de los sionistas. Esta vez para impedir su caída.

La expansión de los asentamientos israelíes en los Territorios Palestinos Ocupados ha continuado hasta el día de hoy.

A partir de 1980, Ariel Sharon comandó la agresión contra el Líbano, donde el ejército sionista atacó las bases de la OLP (Organización para la Liberación de Palestina).

Palestinos celebran la muerte de Ariel Sharon

El momento culminante llegó en septiembre de 1982, con el genocidio perpetrado en los campos de refugiados palestinos de Sabra y Chatilla. Debido a la indignación mundial, Sharon se retiró de la vanguardia del Estado sionista, a pesar de continuar como uno de los principales líderes del partido Likud, del que llegó a ser presidente en 1999.

El viaje a la Explanada de las Mezquitas de Sharon, situada en Jerusalén Este en septiembre de 2000, provocó el estallido de la Segunda Intifada palestina, que se prolongó durante cuatro años.

Al año siguiente, Sharon fue elegido primer ministro. En marzo de 2002, las principales ciudades palestinas fueron ocupadas militarmente y la sede del entonces presidente palestino Yasser Arafat, ubicada en Ramallah, fue sitiada. Poco después, se inició la construcción del Muro israelí en Cisjordania, que tiene más de 400 kilómetros de largo y sirvió para materializar la anexión de una parte importante de Cisjordania.

El Estado de Israel representa uno de los principales instrumentos del imperialismo norteamericano y de la reacción mundial para controlar el Oriente Medio, la región más rica en petróleo y una de las más explosivas del mundo.

El pueblo palestino tiene total derecho a su autodeterminación y el derecho de los luchadores sociales y de los verdaderos revolucionarios es apoyarlo activamente.

COMPARTIR:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

1 comentario en «A 40 años de la Masacre de Sabra y Chatilla por Israel»

Deja un comentario

Plataforma Latino Americana