Alerta internacional: Estados Unidos envía bombas prohibidas a Ucrania

Alerta internacional: Estados Unidos envía bombas prohibidas a Ucrania

En este sistema, los derechos humanos y la vida de los civiles se ignoran. Los pueblos sufren, mientras las empresas se enriquecen. ¡Es hora de Unirse contra la explotación y los violadores de DDHH!

La ONU se opuso al uso de bombas de racimo, tras el anuncio de Estados Unidos de enviar este tipo de armamento a Ucrania. El secretario general de la ONU, António Guterres, expresó su desacuerdo con «un uso continuado» de estas bombas y recordó la existencia de la Convención sobre las bombas de racimo, instando a los países a cumplir con los términos de dicha convención.

Claramente el punto que debemos resaltar aquí es el anuncio de Estados Unidos sobre este tipo de armamento.

Biden aprueba dar a Ucrania bombas de racimo pese a la oposición de los aliados

El Pentágono incluye ese armamento en un nuevo paquete de ayuda militar a Kiev por US$ 850 millones.

”Ha sido una decisión muy difícil por mi parte. Y, por cierto, lo hablé con nuestros aliados, lo hablé con nuestros amigos del Capitolio” (…) “Los ucranianos se están quedando sin munición”.

Menciono Biden a la CNN.

“Ucrania necesita artillería para mantener sus operaciones ofensivas y defensivas. La artillería está en el centro de este conflicto. Ucrania dispara miles de proyectiles al día para defenderse de los intentos rusos de avanzar y también para apoyar sus propios esfuerzos por recuperar su territorio soberano”.

Ha dicho el consejero de Seguridad Nacional Jake Sullivan, que ha indicado que este tipo de munición de racimo servirá de “puente” mientras se fabrican más proyectiles convencionales.

Como la producción de municiones en los Estados Unidos y en Europa no cubre ni siquiera las necesidades de algunas semanas de la guerra en Ucrania, el gobierno Biden quiere usar sus estoques de armas prohibidas.

Las bombas de racimo, también conocidas como bombas de fragmentación, son dispositivos explosivos que se lanzan desde el aire o se disparan desde tierra, liberando múltiples submuniciones o pequeñas bombas en un área extensa, equivalente a un campo de fútbol. Estas bombas tienen como objetivo causar daño generalizado en varios objetivos simultáneamente.

¿Cual es el problema de las Bombas de Racimo?

Estas bombas, las cuales han sido ratificadas por varios países como extremadamente peligrosas debido a que más allá de causar daños «esperables» de un armamento bélico, el mismo es un peligro para las poblaciones civiles.

Estas bombas detonan al entrar en contacto con su objetivo, y no están diseñadas para autodestruirse. Por ende, de caer sobre vegetación, agua o terreno blando, pueden permanecer sin explotar hasta que «de la nada» pueda verse activada por un civil o algún factor externo, siendo así un gran peligro.

Esta característica de las bombas de racimo plantea graves preocupaciones en términos de seguridad para las personas, ya que incluso después de terminado un conflicto, estas submuniciones sin detonar pueden causar lesiones o incluso la muerte a quienes las encuentren accidentalmente. Además, la dispersión indiscriminada de estas bombas pone en peligro a la población civil, ya que no es posible controlar con precisión los objetivos afectados.

En la guerra en la ex Yugoslavia, muchos civiles fueron gravemente heridos por las bombas racimo.

La exigencia y el rechazo no es suficiente cuando observamos como nos empujan a una guerra por el control del mercado internacional.

En este sistema no importan los derechos humanos, y menos aún la muerte de civiles. Esto ha quedado claro a lo largo de la historia, donde repetidas veces los que ponen los muertos son los pueblos explotados y oprimidos y los que se llevan el dinero a sus arcas son las grandes empresas por detrás de las industrias armamentistas y demás industrias que envuelven a los conflictos, como en este caso puede ser el sector de gas natural de los EUA en este momento.

Hoy más que nunca se vuelve urgente la unión en pro de la defensa de los derechos humanos y en especial contra el principal ente que atenta contra los mismos: el imperialismo, en primer lugar, el imperialismo norteamericano.

Es momento de unirnos bajo los grandes gritos de lucha que compartimos desde oriente a occidente, el internacionalismo y la unión obrera, campesina y de los pueblos explotados no es un anhelo, sino la única opción para sobrevivir.

COMPARTIR:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Plataforma Latino Americana