¿Qué nos dijeron las elecciones primarias en Argentina?

¿Qué nos dijeron las elecciones primarias en Argentina?

La victoria de la extrema derecha en Argentina y el impacto sobre Brasil y América Latina

En las elecciones primarias, las Paso, que sucedieron el domingo 13 de agosto en Argentina, el candidato de la extrema derecha, de “La Libertad Avanza”, Javier Milei, fue el gran ganador, con el 30% de los votos válidos, o siete millones de votos.

Las elecciones primarias tienen como objetivo definir los candidatos por grupo electoral que disputarán las elecciones presidenciales al final de este año.

Juntos por el Cambio, la agrupación macrista, tuvo el 28.3% de los votos, pero divididos entre la ex ministra de la Seguridad de Mauricio Macri, Patricia Bullrich, con el 17%, y el gobernador de la CABA (Ciudad Autónoma de Buenos Aires), con el 11,3%.

En la Unidad Por la Patria, el actual superministro de la Economía, Sergio Massa, venció las internas con cinco millones de votos, o el 21,4%, contra Juan Grabois que obtuvo el 5,9%.

Grabois es un kirchnerista que en 2018 fundó la agrupación Patria Grande para apoyar la candidatura de Cristina.

Cristina Kirchner no se candidato por temor a que su candidatura gatillase el juicio de Vialidad por la Corte Suprema que le puede costar hasta pena de cárcel.

El gobernador de Córdoba y candidato presidencial Juan Schiaretti tuvo 3,8% de los votos por el “Hacemos por Nuestro País”.

Por el Frente de Izquierda, la candidata del PTS, Myriam Bregman, venció al candidato del Partido Obrero, Gabriel Solano, por 1,9% a 0,8% de los votos válidos.

Otros 19 candidatos no superaron los 1,5 % de la cláusula de barreras.

Los cinco candidatos resultantes y el imperialismo

De los cinco candidatos que pasaron a las elecciones de fin de año, cuatro son abiertamente agentes de las políticas del imperialismo norteamericano y su FMI (Fondo Monetario Internacional) en Argentina.

El imperialismo exige aplicar un duro golpe a los trabajadores y al pueblo argentino como la salida para su peor crisis histórica.

La situación es extraordinariamente explosiva. La relativa estabilidad de los gobiernos Kirchner llegó a su fin, con los recursos de la Anses (seguridad social), del Banco Central y de la mayor parte de los bancos provinciales vacíos, a lo que se le suma una enorme presión de los Estados Unidos.

Hoy en día las tasas de pobreza en la Argentina llega alrededor del 40%. Con el paquete que el FMI impone será mucho peor.

Es por eso que el imperialismo impone un gobierno lo más parecido posible a un gobierno de unidad nacional que tenga la posibilidad de seguir el guión de los amos del Norte y al mismo tiempo contener al movimiento de masas.

La salida preferencial es un gobierno del actual super ministro de la Economía, Masa, con el apoyo de la derecha.

Para viabilizarlo se usa a Milei como el “perro rabioso” que mete presión por la extrema derecha, del mismo modo que fue hecho en Chile con Kast, para imponer al continuador de Sebastián Piñera, Gabriel Boric, y en Brasil, con Bolsonaro, para imponer a Lula/ Alckmin que en la práctica han llevado sus políticas en contra del pueblo brasileño mucho más allá que lo hizo Bolsonaro, principalmente en el campo de lo que es esencial, la economía.

En el caso de Massa no tener fuerza para mantenerse hasta las elecciones, existe la alternativa preferencial 2, la derechista Patricia Bullrich, apoyada por todo el sistema.

Y por último si la crisis de la derecha aumenta mucho, como por ejemplo por el reciente asesinato de un manifestante por la policía de Horacio Larreta o por algún otro hecho puntual, existe la alternativa “rabiosa” de Javier Milei, que, debido a su falta de apoyo en el Congreso, también tendrá que someterse al apoyo de la “coalición nacional informal” que actuará totalmente en los brazos del imperialismo.

De los 257 cupos de la Cámara de los Diputados se disputan apenas 130. Y de los 72 del Senado apenas 24. Sin contar que las elecciones para gobernadores no coinciden con las elecciones presidenciales.

Las elecciones en Argentina representan un ensayo.

Un ensayo sobre cómo el imperialismo buscará controlar a su patio trasero con aún más fuerza, mientras sigue buscando una salida para su mayor crisis histórica en una guerra, que avanza rumbo a la guerra mundial.

Y al mismo tiempo un ensayo sobre la reacción del movimiento de masas que avanza bajo la presión de la brutal desestabilización social impuesta por el imperialismo.

El enfrentamiento de clases crece bajo la presión de la mayor crisis capitalista mundial de todos los tiempos.

COMPARTIR:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Plataforma Latino Americana