Ostula (México) en Alerta Máxima Ante Orden de Desalojo de 700 Hectáreas

Ostula (México) en Alerta Máxima Ante Orden de Desalojo de 700 Hectáreas

En mexico, la burguesia vá a robar 700 hectares de pequeños propietarios

Ostula, Michoacán, México – La comunidad de Ostula se encuentra en estado de alerta después de recibir la noticia de una orden de desalojo que afectaría significativamente las tierras de Xayakalan.

Esta acción ha sido considerada una ilegalidad orquestada por el Tribunal Unitario Agrario 38 y el magistrado Jesús Antonio Frías Cardona. A través de un acuerdo emitido el pasado 23 de junio y notificado el 11 de agosto, el magistrado Frías Cardona ordenó el desalojo en el expediente 78/4 a favor de supuestos pequeños propietarios de La Placita.

La ejecución de esta orden de desalojo pondría en riesgo aproximadamente 700 hectáreas de Xayakalan, un territorio donde actualmente residen familias, existe una escuela y se cultivan diversos productos. Este lugar es un símbolo de paz y dignidad para la comunidad.

Es importante destacar que esta acción se considera ilegal debido a que el Tribunal Superior Agrario otorgó una medida cautelar a través del juicio de amparo 203/2020 para preservar el estado actual de las cosas y proteger los derechos agrarios de la comunidad.

El juicio agrario aún no ha concluido, y la comunidad ha presentado el recurso de inconformidad 23/2020, con la intención de presentar más recursos legales en el futuro. Por lo tanto, se condena la actuación del magistrado agrario Jesús Antonio Frías Cardona, quien parece estar colaborando con intereses poderosos.

Estos intereses han estado involucrados en una serie de eventos violentos, incluido el asesinato de Lorenzo de la Cruz, uno de los miembros de la comunidad, y otros 40 compañeros asesinados, así como 5 personas desaparecidas.

Cabe señalar que este mismo tribunal ha sido criticado por retrasar durante más de cuatro años un caso llevado por el abogado Ricardo Lagunes, quien junto con Antonio Díaz fue desaparecido el pasado 15 de enero. Además, ha habido denuncias de que el tribunal ha beneficiado a individuos vinculados con actividades criminales en la región.

En una acción adicional que ha causado preocupación, el gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, ha realizado declaraciones públicas en las que ha calificado de ilegal a la Guardia Comunal de Ostula, lo que ha generado preocupaciones de posibles agresiones contra la comunidad.

La comunidad de Ostula quiere dejar en claro que están organizados y dispuestos a impedir este desalojo y enfrentar cualquier amenaza que ponga en riesgo la paz y la tranquilidad que han construido en su territorio. Su lucha por la seguridad y el territorio es constante.

Se hace un llamado a la comunidad y a la opinión pública a estar atentos a los acontecimientos. Ostula seguirá informando a través de sus redes sociales y espera que la solidaridad y la fuerza de la organización puedan detener los intentos criminales de despojarlos de su territorio.

La Necesidad de la Organización Contra la Explotación Capitalista y el Estado Burgués en América Latina y el Mundo

El caso de Ostula, en Michoacán, México, es un ejemplo doloroso pero revelador de una lucha que se repite en muchas partes de América Latina y el mundo. La orden de desalojo que amenaza a esta comunidad es solo un episodio más de una historia de explotación y neocolonialismo que ha estado ocurriendo durante siglos. En un momento en que la globalización y el capitalismo han intensificado sus esfuerzos por extraer recursos naturales y maximizar ganancias a expensas de los derechos de las comunidades locales, la necesidad de organizarse se vuelve aún más apremiante.

Las grandes corporaciones y las élites financieras continúan imponiendo métodos extractivistas que devastan el medio ambiente y explotan a las poblaciones locales en beneficio propio. En América Latina, estas prácticas a menudo perpetúan la herida abierta de la colonización, donde los recursos naturales son saqueados mientras las comunidades indígenas y campesinas son desplazadas y marginadas. Este modelo económico neocolonial no solo agudiza las desigualdades, sino que también amenaza la supervivencia de ecosistemas vitales.

La organización es la respuesta de las comunidades que buscan defender sus derechos y resistir la opresión capitalista. Es a través de la unidad y la solidaridad que las voces de los oprimidos pueden alzarse y desafiar la lógica de un sistema que prioriza las ganancias por encima de la humanidad y el planeta.

Sin embargo, no podemos hablar de opresión sin mencionar la complicidad del Estado burgués. Demasiado a menudo -para no decir casi siempre- , los gobiernos están al servicio de las grandes corporaciones y protegen sus intereses en lugar de salvaguardar los derechos de sus ciudadanos.

Así es que, el Estado burgués se convierte en un instrumento para mantener un orden económico injusto, donde las corporaciones tienen más influencia que las comunidades. Por lo tanto, la organización también debe apuntar a desafiar y cambiar este sistema político que perpetúa la opresión.

COMPARTIR:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Plataforma Latino Americana