ArabicBasqueBelarusianCatalanChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
61 años de la victoria de Playa Girón: El imperialismo si puede ser derrotado

61 años de la victoria de Playa Girón: El imperialismo si puede ser derrotado

Después del triunfo de la Revolución Cubana, en enero de 1959, la burguesia cubana no conforme con haber perdido sus privilegios, y el imperialismo norteamericano que tampoco quería perder su “isla putero”, planearon la retomada de Cuba.

Fueron un poco más de 1500 mercenarios cubanos junto con algunos oficiales de alta patente estadounidenses, todos entrenados por la CIA, financiados y equipados directamente por el  mismo gobierno de los EUA, quienes intentaron invadir Cuba por Playa Larga y Playa Girón con el objetivo de crear una “cabeza de playa” y a partir de ella “solicitar” una invasión formal de los EUA para restablecer la “libertad” y la “democracia”.

El gobierno encabezado por Fidel Castro, para enfrentar la invasión, movilizó más o menos dos millones personas para defender la Isla de las cuales direccionó la mitad directamente para enfrentar a los mercenarios.

Como resultado, el pueblo y el ejército revolucionario cubano derrotaron el intento de la mayor potencia militar imperialista del mundo en menos de 72 horas. Fue la primera derrota del imperialismo en América Latina y también la primera vez que los EUA, según Fidel, tuvo que pagar indemnización por agresión a otro pueblo. Fueron condenados a pagar 62 millones de dólares en mercancías, que eran sobre todo alimentos para los niños, de los cuales EUA quedó debiendo 2 millones de dólares.

Los acontecimientos en Playa Girón, así como tantos otros ejemplos, nos demuestran que un ejército invasor es incapaz de vencer a un pueblo unido, mismo si es fuerte en términos militares.

Solamente los trabajadores y los pueblos latinoamericanos pueden romper totalmente con el imperialismo y recuperar todas sus riquezas naturales, tierras, empresas e infraestructura, pues las burguesías locales están cooptadas por el imperialismo, siendo incapaces de desarrollar cualquier lucha o nacionalismo medianamente importante. 

Quizás en un futuro, podrán surgir movimientos nacionalistas encabezados por la pequeña burguesía, pero la experiencia histórica demuestra que el papel objetivo de esos movimientos acaba siendo contener las revoluciones y la destrucción del capitalismo.

Los trabajadores y los pueblos deben asumir su rol histórico, organizarse y contribuir para la evolución de todas las sociedades, que pasa por la revolución social, eliminando de una vez la mayor traba, actual, para la evolución de la Humanidad, el capitalismo.

COMPARTIR:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Plataforma Latino Americana