ArabicBasqueBelarusianCatalanChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
¿Pueden Rusia y China ayudar a la revolución?

¿Pueden Rusia y China ayudar a la revolución?

Si los chinos y los rusos logran derrotar al imperialismo norteamericano en una gran guerra y controlar ellos mismos el mercado mundial, ellos mismos serán iguales o incluso peores que el imperialismo norteamericano

Algunos activistas e incluso organizaciones defienden la idea, e incluso la política, de que es mejor con los rusos y los chinos que con el imperialismo norteamericano.

Esta disyuntiva se ha experimentado a lo largo de los siglos. En nuestra América Latina, por ejemplo, parte de las comunidades indígenas en México, se unieron a los españoles para deshacerse de los opresores aztecas o mexicas. Y los resultados fueron los que todos conocemos.

La visión moral y metafísica de “lo mejor y lo peor” considera las cosas y los fenómenos sociales como si nunca cambiaran, como si la evolución y la revolución no existieran.

Si, para aumentar el control del mercado mundial, en el contexto actual de la mayor crisis capitalista mundial de todos los tiempos, los gobiernos ruso y chino necesitan apoyar dictaduras militares asesinas y genocidas, lo harán. O mejor dicho, seguirán aplicando esta política, pero a gran escala. No olvidemos, por ejemplo, que los chinos llegaron a apoyar a Mobutu e incluso al dictador de Sudán; esto sin olvidar las alianzas de China con Pinochet para oponerse a los acuerdos de la entonces Unión Soviética con la Argentina de Videla.

Después de todo, no debemos olvidar que la burguesía que controla Rusia y China son acérrimos defensores del capitalismo y por lo tanto enemigos mortales de los trabajadores.

En la situación actual, el imperialismo norteamericano empujó Rusia, que es apenas un país atrasado, una potencia regional a pesar de ser una superpotencia militar, a la guerra en Ucrania y hace de todo para mantenerla empantanada ahí, incluso la empuja a que use armas nucleares táctica, pues el imperialismo en crisis precisa umbilicalmente de la guerra para “gestionar” su crisis.

Si los chinos y los rusos logran derrotar al imperialismo norteamericano en una gran guerra y controlar ellos mismos el mercado mundial, ellos mismos serán iguales o incluso peores que el imperialismo norteamericano. ¿Por qué? Porque se verán obligados a emplear los mismos métodos fundamentales, si no peores, para controlar el mercado mundial de capitales en una crisis brutal, contra los rivales capitalistas y principalmente contra los trabajadores y las masas.

Hasta ahora el gobierno ruso ha priorizado las relaciones con los sionistas israelíes al punto de que les permite que bombardeen Siria; o con la mega obscurantista monarquía saudí.

Si las burguesías rusa y china apoyan la autodeterminación de los pueblos, puede haber espacio para el apoyo parcial y crítico, pero nunca olvidándonos el carácter de clase, el único apoyo posible serían hipotéticas acciones concretas que pudieran conducir a acciones concretas y siempre con la condición de mantener total independencia de éstos y de cualquier sector de la burguesía.

COMPARTIR:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Plataforma Latino Americana