ArabicBasqueBelarusianCatalanChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Congo sepulta los restos del mártir independentista Patricio Lumumba

Congo sepulta los restos del mártir independentista Patricio Lumumba

El día 29 de junio de 2022, la República Democrática del Congo conmemoró el 62º. Aniversario de su independencia sepultando lo que sobró como restos mortales de Patricio Lumumba, un diente.

Lumumba fue asesinado por los paracaidistas de la “democrática” Bélgica, amparados en las fuerzas de paz de las Naciones Unidas.

Bélgica mantuvo al Congo bajo su yugo durante 75 años.

Luego de la independencia del ex Congo Belga en junio de 1960, las potencias imperialistas continuaron interviniendo activamente para asegurar el saqueo de las riquezas.

Fue en enero de 1961 cuando los agentes del imperialismo belga y norteamericano secuestraron y asesinaron al héroe de la lucha por la independencia, Patricio Lumumba.

Durante las tres décadas posteriores, alentaron los conflictos étnicos y regionales.

Junto a los imperialistas franceses, bajo la máscara de las Naciones Unidas, siguieron interviniendo e imponiendo al sanguinario dictador Mobutu Sesse Seko, quien se mantuvo en el poder entre 1965 y 1997, además de haber apoyado al régimen hutu de Juvénal Habyarimana, en Ruanda, que promovió el genocidio de 1994.

Desde entonces, el ejército ruandés ha invadido la RDC en tres ocasiones. En 1994 habrían muerto 800.000 personas.

En 1997, Mobutu fue depuesto por una revolución que llevó al poder a Laurent Désiré Kabila, padre del ex presidente, Joseph Kabila.

La lucha de Lumumba sigue viva

En 1998, el gobierno tutsi de Ruanda, que había derrocado al régimen hutu, promovió una escala militar contra los hutus que se extendió a la RDC y desencadenó la continuación de la guerra durante cinco años, en la que ocho países africanos y 25 grupos guerrilleros fueron directamente involucrado.

Los ejércitos de Angola, Tanzania y la República del Congo, así como varios grupos guerrilleros locales, apoyaron al gobierno de la RDC. Los ejércitos de Uganda y Ruanda permanecieron en la región oriental de la RDC y, a pesar de los llamamientos de retirada de la ONU, continuaron recibiendo préstamos del Banco Mundial.

El gobierno de Joseph Kabila, que llegó al poder tras el asesinato de su padre en 2001, cuenta con el apoyo de los imperialistas franceses y belgas, así como del gobierno chino. En 2002 firmó acuerdos de paz con Ruanda y Uganda.

Los gobiernos de Ruanda, Uganda, Eritrea y Etiopía son aliados importantes de los imperialistas estadounidenses y británicos en la región. Las economías de Uganda y Ruanda dependen en gran medida de los minerales de contrabando desde la RDC, lo que explica el apoyo de estos gobiernos a las distintas facciones que se han involucrado en las luchas por el control.

La situación general de los regímenes que sucedieron a la ola de movimientos de liberación nacional en los países del África negra tienen un denominador común: la formación de una burguesía negra, regímenes altamente corruptos, la enorme pobreza de la mayoría de la población y la expolio a gran escala de vastos recursos minerales por parte de los monopolios imperialistas.

La lucha de Patricio Lumumba fue justamente contra ese orden de cosas que perdura hasta hoy, por la liberación de los pueblos oprimidos y la expulsión del imperialismo.

La cuestión de la liberación nacional vuelve a surgir con fuerza en el contexto del aumento de la rapiña imperialista que busca salvarse a todo costo de su mayor crisis de todos los tiempos. El efecto colateral de esa política es justamente el aumento del rechazo de los trabajadores y la puesta de las masas en nuevo movimiento.

COMPARTIR:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Plataforma Latino Americana