ArabicBasqueBelarusianCatalanChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
¿De dónde viene la alta inflación actual?

¿De dónde viene la alta inflación actual?

La inflación nos azota, la recesión viene en camino, ¿Cuál es la salida? ¿Como sobrevivir al traspaso de la crisis por parte de los empresarios y banqueros? Las políticas neoliberales no tienen como continuar siendo aplicadas sin que el pueblo se levante ante la explotación

La inflación ha escalado en todo el mundo, principalmente con la “pandemia” del coronavírus.

La inflación decurrente de los mercados de materias primas (las commodities) viene en un proceso ascendente desde la década del 2000, pero ahora se fue a las nubes.

Esta situación tiene en la base la agudización de la crisis capitalista mundial a partir del final de la década de 1990. Las llamadas políticas “neoliberales” estaban dirigiéndose al precipicio.

Con el “estado de shock” creado con los atentados del 11 de septiembre del 2001, fueron adoptadas medidas que incluyeron la liberalización del sistema financiero y el aumento de las privatizaciones y subcontrataciones. Hasta sectores de la CIA, la NSA y el Pentágono fueron subcontratados.

Las guerras de Irak y de Afganistán acabaron en un fracaso contundente y desataron el colapso capitalista del 2008.

Las políticas aplicadas por las potencias imperialistas para salvarse de su crisis en apariencia han sido “irresponsables”. En la práctica, no había mucha alternativa por causa de la agudización de la mayor crisis capitalista de todos los tiempos, con el aumento, como si fuera una bola de nieve, de los capitales especulativos/ ficticios de los cuales dependen las ganancias de las grandes capitalistas.

Con el inicio de la “pandemia” del Coronavírus en marzo del 2020, las emisiones de deuda pública y privada, sin cobertura, fueron a la locura, mientras la demanda por bienes y servicios cayó drásticamente en escala global.

Entra la “estagflación”: inflación con recesión

En los últimos dos años la oferta de dinero en los Estados Unidos creció más del 38%, o nada menos que US$ 5,9 billones. En la Unión Europea, el aumento en el mismo período, fue del 20% o 2,5 billones de euros.

El déficit comercial de los Estados Unidos siguió creciendo a todo vapor. En el final de 2019, las importaciones de mercancías sumaban alrededor de US$ 250 mil millones mensuales. Ahora están en US$ 350 mil millones. El crecimiento del 40% es el equivalente aproximado al aumento de la oferta de dinero, lo que en la práctica equivale a repasar una parte de la crisis a los países exportadores, principalmente de materias primas; o sea de descargar una parte de la crisis sobre las neo-colonias.

Los Estados Unidos pasaron de ser un exportador líquido de alimentos para ser un exportador líquido. Con el control de la impresión de dinero, el imperialismo norteamericano que es el principal controlador de la especulación financiera, que incluye los flujos de materias primas (commodities), comprando los productos alimenticios en todo el mundo.

El imperialismo europeo también aumentó las importaciones.

Esos movimientos están en la base del desabastecimiento mundial, del aumento de la inflación, de la recesión.

La inflación mundial es la mayor en los últimos 40 años, cuando fue controlada por medio de las llamadas “políticas neoliberales”.

De acuerdo con las Naciones Unidas, en el primer trimestre de este año, el índice de precios de los alimentos era 50% más alto que en mayo de 2020.

De acuerdo con el FMI, las reservas globales de moneda superan los US$ 7 billones y los 2,5 billones de euros. Con el aumento de la inflación oficial, las reservas se desvalorizan a una tasa del 8% anual.

La conversión de las reservas en materias primas aumentará aún más la inflación mundial.

La guerra en Ucrania disparó los precios del petróleo, del gas, del trigo y de los fertilizantes. El aumento de las sanciones contra Rusia, los hace aumentar aún más; solo en la Unión Europea las pérdidas causadas por las sanciones están calculadas en US$ 400 mil millones.

La política militarista del imperialismo escaló porque la guerra aparece como la “salida” para su mayor crisis de la historia. Lo que fue retomado en países específicos (Yugoslavia en 1999, Irak y Afganistán en 2003, Siria e Libia en 2012), ahora se transformó en una política abiertamente mundial.

Esa política tiene como principal objetivo el control del mercado mundial. Por esa razón está direccionada contra China, y en este momento a partir de haberle impuesto la guerra en Ucrania a Rusia, que es una superpotencia militar.

No hay nada más revolucionario que la inflación. Y la guerra contrarrevolucionaria anda de la mano de las revoluciones; y viceversa.

La crisis capitalista inevitablemente pone en movimiento a las masas. Es en este escenario que los verdaderos revolucionarios debemos actuar.

COMPARTIR:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Plataforma Latino Americana