ArabicBasqueBelarusianCatalanChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Las promesas de Petro en Colombia

Las promesas de Petro en Colombia

El día 7 de agosto de este año, comenzará el período presidencial de Gustavo Petro en Colombia y su vice, Francia Márquez, una activista ambiental de 40 años que será la primera vicepresidente negra en el país.

Petro prometió que “lo que vendrá será cambio de verdad, cambio real.” “Nosotros no traicionaremos los electores, que han gritado por su país … por Colombia para que cambie desde hoy.”

Los colombianos están hartos con la profunda desigualdad, la precariedad de los servicios públicos, la inflación en aumento, la carestía de la vida, la persistente corrupción y el estricto control por el imperialismo norteamericano que tiene nueve bases militares en el país y que considera Colombia su principal títere y trampolín en el control de la región.

El principal problema que enfrenta Petro es la falta de recursos en gran medida por el impacto de la agudización de la crisis capitalista mundial y en parte por el exceso de gastos durante la “pandemia” del Covid-19.

Petro tiene como una de sus principales prioridades “calmar los mercados”, evitar una fuga en masa de capitales. Al mismo tiempo, precisa calmar a la derecha, que es una de las más salvajes en América Latina, y establecer puentes con las fuerzas armadas, que a parte de ser controladas directamente por el imperialismo norteamericano se encuentra muy manchadas con la sangre no sólo de los guerrilleros, sino también de centenas de luchadores sociales y de simples campesinos que asesinaron en los conocidos casos de “falsos positivos”.

Promesas hechas por el candidato presidencial Gustavo Petro

Petro prometió:

·  Aumentar los impuestos sobre los más ricos;

·  Aumentar los impuestos sobre la propiedad rural improductiva;

·  Aumentar los ingresos del estado hasta el 5% del PBI;

·  Imponerle tarifas a las importaciones para proteger a los productores domésticos;

·  Renegociar el tratado de libre comercio con los Estados Unidos;

·  Abrir millones de empleos públicos para los desempleados;

·  No aumentar las tasas de interés.

Una de las principales dificultades para cumplir esas promesas se relaciona con la enorme fragmentación del Congreso, del cual la coalición de Petro solo controla el 15%. La mayoría es controlada por la derecha que se encuentra vinculada estrechamente al estado narcoparamilitar.

La estabilidad de la economía se encuentra muy afectada. Las tasas de interés pasaron del 1,7% anual para el 6% en los últimos nueve meses. Eso sin mencionar que la independencia del Banco Central y el control de la Corte Suprema y de la prensa por la derecha y el imperialismo impide que el nuevo gobierno “izquierdista” tenga algún poder en cuestiones fundamentales.

Petro reveló los candidatos al cargo de ministro de las Finanzas. Entre ellos están Alejandro Gaviria, ex candidato presidencial de la centro izquierda, así como los ex ministros de Finanzas, José Antonio Ocampo y Rudolf Hommes. Dicho en otras palabras, la política financiera del gobierno seguirá el guión anterior, con la plena rapiña del imperialismo norteamericano.

Ni una sola palabra fue dicha sobre las bases norteamericanas en el país ni sobre el control de la cocaína por el imperialismo.

Petro como alcalde de Bogotá

Lea también

Venció Petro, el Boric colombiano

Petro le hace propaganda a sus políticas para reducir la pobreza cuando fue Alcalde de Bogotá (2012-2015), así como la creación de la Secretaría de la Mujer, del Centro de Ciudadanía LGBTI, a los centros de control de natalidad y atención al aborto, o a los centros de atención a los dependientes de drogas.

Pero no debemos olvidarnos de la guerra que la derecha le desató, lo que le obligó a hacer decenas de cambios en sus secretarios de la Alcaldía. En diciembre del 2013, la Procuraduría General de la Nación lo despidió de su cargo y lo inhabilitó por 15 años. Petro acabó siendo reintegrado 35 días después pero en condición parcial; sus derechos fueron restablecidos solo en el mes de noviembre del 2017.

Los desafíos puestos para Petro son muy parecidos a los desafíos que ha enfrentado el presidente chileno Gabriel Boric, estar bien con Dios y con el Diablo al mismo tiempo. Estabilizar la economía, democratizar la sociedad, traer paz, evitar los asesinatos de los líderes sociales y mantener las altas ganancias de los grandes empresarios y del imperialismo.

Pero como estar bien con Dios y el Diablo al mismo tiempo en la práctica, es imposible, lo más probable es que la popularidad de Petro vaya por el mismo camino por el que ha ido la popularidad de Boric; cuesta abajo.

La rápida agudización de la crisis capitalista mundial impone que alguien pague la cuenta. Los grandes capitalistas imponen que la crisis sea pagada por los trabajadores y el pueblo.

Sin contraponerse a esa política es imposible que América Latina salga de la crisis. Y al contraponernos pasamos a enfrentar inmediatamente al imperialismo norteamericano, que es el dueño de la región, y a sus lacayos locales.

COMPARTIR:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

1 comentario en «Las promesas de Petro en Colombia»

Deja un comentario

Plataforma Latino Americana