ArabicBasqueBelarusianCatalanChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Grandes protestas en Francia, de nuevo

Grandes protestas en Francia, de nuevo

La industria alemana corre el riesgo de colapsar con los altos precios de la energía. Y hacerle frente a los precios de China implicaría en someterse aún más al imperialismo norteamericano lo que aumentaría la crisis en Europa.

Hace varios días que las protestas en contra de la imposición de la “reforma” de las pensiones han ganado las calles de las principales ciudades francesas.

De la misma manera que pasó en el 2016 con las protestas en contra de las “reformas” al trabajo, ahora el gobierno y la burguesía maniobran en el intento por atacar a los trabajadores, con el objetivo de pasarle el peso de la mayor crisis capitalista de la historia.

Macron quiere aumentar la edad jubilatoria de 62 para 65 años. La burocracia sindical fue obligada a convocar protestas de la misma manera que lo había hecho en el 2020, obligando al gobierno a retroceder.

El problema enfrentado es que la crisis avanza rápidamente. Las empresas capitalistas precisan de crecientes recursos públicos para mantener sus ganancias. Pero el gobierno perdió su mayoría parlamentaria en las últimas elecciones.

Macron representa un gobierno “neoliberal clásico” con la observación de que llegó al gobierno no por la vía de uno de los partidos derechistas tradicionales, ya que todos sufren un enorme desgaste desde la crisis del 2008.

Macron fue impuesto directamente por la familia Rotschild, una de las más ricas del mundo, con el objetivo de “modernizar” Francia, o sea arrancar todas las concesiones que la burguesía se vio obligada a hacerle a los trabajadores después de la Segunda Guerra Mundial.

¿Cuál es la fuerza del gobierno “neoliberal clásico”?

En las elecciones legislativas de Francia, el presidente Emmanuel Macron perdió la mayoría y quedó lejos de los 289 escaños necesarios; obtuvo apenas 240.

El marioneta de la familia Rothschild, una de las familias más poderosas del mundo, ahora precisará hacer acuerdos con otros partidos para continuar los ataques contra los trabajadores, principalmente para acabar con las pensiones públicas.

De manera disimulada, Macron cuenta con el apoyo de todo el régimen político. El problema es que pasar una medida tan impopular como esa generalizaría aún más el desgaste del régimen político.

Los Republicanos del ex presidente Sarkozy, quedó como cuarta fuerza política y apoyar a Macron equivaldría a su completo suicidio. Exactamente lo mismo que ha estado pasando con la derecha tradicional en todo el mundo desde el colapso capitalista del 2008.

El grupo del “izquierdista” Jean Luc Melenchon, el ex militante del Partido Socialista, obtuvo 125 diputados.

El verdadero vencedor de las elecciones legislativas francesas es la extrema derecha fascista agrupada en el Frente Nacional, hoy bautizado como Agrupación Nacional, que saltó de ocho diputados nacionales para casi 90.

Siendo la primera vez que en una potencia capitalista del primer nivel la extrema derecha consigue esa fuerza, el fascismo tampoco puede apoyar a Macron abiertamente.

La crisis avanza en toda Europa, corriendo el serio riesgo de acabar con el “sueño” europeo, de la misma manera que se acabó el “American dream”.

A parte de Francia, que es la tercera economía europea, el Reino Unido se encuentra en situación casi tan grave como Italia.

La industria alemana corre el riesgo de colapsar con los altos precios de la energía. Y hacerle frente a los precios de China implicaría en someterse aún más al imperialismo norteamericano lo que aumentaría la crisis en Europa.

La crisis capitalista mundial sigue avanzando a todo vapor. La guerra en Ucrania, impuesta por el imperialismo norteamericano sigue dejando muchos heridos, pero el principal es el imperialismo europeo que sufre el aumento de la inflación y de la carestía de la vida.

El ascenso de los trabajadores y las masas representa apenas el prenuncio del nuevo período que volvió a avanzar después de la pandemia, que conduce al enfrentamiento abierto entre los trabajadores y la burguesía mundial.

COMPARTIR:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

1 comentario en «Grandes protestas en Francia, de nuevo»

Deja un comentario

Plataforma Latino Americana