ArabicBasqueBelarusianCatalanChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
La guerra en Ucrania: un cambio de época

La guerra en Ucrania: un cambio de época

La guerra en Ucrania va pasando por altos y bajos mientras el crudo invierno se aproxima. La OTAN y el ejército títere ucraniano han avanzado en algunas ofensivas contra el ejército ruso lo que marca un GRAN CAMBIO DE ÉPOCA...

La guerra en Ucrania va pasando por altos y bajos mientras el crudo invierno se aproxima.

La OTAN (Alianza del Atlántico Norte) y el ejército títere ucraniano han avanzado en algunas ofensivas contra el ejército ruso. 

  • El gobierno Putín llamó a la movilización de 300 mil reservistas. 
  • Ucrania atacó el puente que une la Península de Crimea al continente. 
  • El ejército ruso respondió con bombardeos generalizado que destruyeron una parte de la infraestructura de Ucrania. 

Sucedió el sexto encuentro de CICA (Conferencia para la Interacción y Medidas para la Construcción de Confianza en Asia). El gobierno ruso declaró que no irá a repetir los bombardeos en masa de Ucrania porque el objetivo no es destruir el país.

Por detrás de los altos y bajos está la escalada de las contradicciones inter-capitalistas. No solamente entre los Estados Unidos, y China y Rusia. También aumentaron las contradicciones con Europa, y principalmente con Alemania, que está siendo destruida para el imperialismo norteamericano se salvar de la peor crisis capitalista de todos los tiempos.

También puede observarse la situación de Francia, Inglaterra, Italia, entre otros.

Hay un cambio de época, que tiene el potencial de escalar las contradicciones de clases entre la burguesía mundial, por un lado, y los trabajadores y las masas oprimidas por el otro.

¿Qué cambio de época?

A principios del siglo pasado, Vladimir Ilich Lenin, el líder de la Revolución Rusa, definió la época del imperialismo, como la dominación de los monopolios (fusión del capital financiero y del capital bancario); el fin del período ascendente del capitalismo, en que comenzaba su declinación histórica y se abría una nueva época caracterizada por guerras y revoluciones, como un estado transitorio al socialismo.

El desarrollo contradictorio de las fuerzas productivas, se ha transformado como tendencia, en la destrucción de las fuerzas productivas.

La estabilización de la crisis mundial de 1974 con las llamadas políticas “neoliberales” tuvo un brutal golpe con el colapso capitalista de 2008. La “era de la democracia y el fin del socialismo”, con la integración de los restos de la antigua Unión Soviética y de China al mercado mundial capitalista, terminó de manera dramática con la guerra en Ucrania.

Toda la política anterior diseñada por el consejero de seguridad nacional de los Estados Unidos, Zbigniew Brzezinski, y el ex jefe del Departamento de Estado, Henry Kissinger, expresada como el Gran Juego de Ajedrez, estalló por los aires con la guerra en Ucrania y los acontecimientos en el Estrecho de Taiwán.

Las fórmulas para detener la guerra parecen cada vez más remotas debido a la necesidad del imperialismo de recorrer a la guerra para “resolver” problemas tan difíciles de resolver como los volúmenes obscenos de capitales ficticios de los cuales dependen las ganancias de las grandes empresas.

La derrota de Rusia en la guerra puede llevar al colapso del gobierno Putin y abrir paso a un proceso de guerras, de desintegraciones políticas y nacionales, y revoluciones.

Los revolucionarios debemos estar preparados para actuar en la nueva etapa, de guerras, rebeliones y revoluciones.

COMPARTIR:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Plataforma Latino Americana