ArabicBasqueBelarusianCatalanChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
¿Quienes son los zánganos del mundo?Nombre y apellido de la burguesía imperialista

¿Quienes son los zánganos del mundo?Nombre y apellido de la burguesía imperialista

No son los Estados los que controlan la economía y por ende el mundo, sino grandes grupos de empresas. ¿Quiénes son los dueños de la fábrica de dólares? Y por qué importa...

Según un estudio realizado por el ETH, el Instituto Tecnológico de Zúrich, tras analizar 43.060 monopolios, 1.318 monopolios forman el corazón de la economía capitalista y 147 de ellos controlan el 40% de la riqueza mundial.

Los 20 monopolios más poderosos son grandes conglomerados financieros.

Las 80 personas más ricas del mundo, presentadas en el estudio o en la Revista Forbes, son incluso ricas y poderosas, pero quienes realmente dominan el mundo son aproximadamente 150 familias que forman el corazón de la burguesía imperialista. A pesar de mantenerse fuera del foco propagandístico, controlan la economía mundial por mucho tiempo por medio de una serie de mecanismos.

Según la organización británica Oxfam, basada en un estudio de Credit Suisse y la lista anual de multimillonarios de Forbes, desde 2009 se ha duplicado la riqueza de 80 personas, mientras que se ha duplicado la “riqueza” de los 3.600 millones de personas más pobres del mundo.

En 2009, la fortuna de 388 multimillonarios correspondía a la mitad de los ingresos del mundo. En 2016, la riqueza del 1% más rico de la población era igual a la del 99% restante de la población mundial. Los 35 estadounidenses más ricos amasaban una fortuna de casi un billón de dólares.

Imperialismo: la fusión del capital industrial con el capital financiero

Vladimir I. Lenin, el líder de la Revolución Rusa de 1917, en el famoso libro “Imperialismo Etapa Superior del Capitalismo” definió el imperialismo como la fusión entre el capital industrial y el capital financiero.

Bank of America, JP Morgan Chase, Citigroup y Wells Fargo, junto con el alemán Deutsche Bank, el francés BNP, el inglés Barclays y otros monopolios europeos, poseen las cuatro mayores compañías petroleras, Exxon Mobil, la holandesa Royal Shell, BP Amoco y ChevronTexaco.

Solo diez grandes bancos controlan las doce sucursales de la Fed (Reserva Federal) de los Estados Unidos: el NM Rothschild de Londres, el Rothschild Bank de Berlín, el Warburg Bank de Hamburgo y el Warburg Bank de Amsterdam, el Lehman Brothers de Nueva York , Lazard Brothers de París, Kuhn Loeb Bank de Nueva York, Israel Moises Seif Bank de Italia, Goldman Sachs de Nueva York y JP Morgan Chase Bank de Nueva York.

La mayor parte del control está en manos de las familias Rockefeller y Warburg, a través de peces gordos como William Rockefeller, Paul Warburg, Jacob Schiff y James Stillman Rockefeller.

La agencia más poderosa de la Reserva Federal, la Fed de Nueva York, está controlada en un 80% por ocho familias, cuatro de las cuales son estadounidenses: Goldman Sachs, Rockefeller, Lehman Loebs Kuhn de Nueva York, los Rothschild de París y Londres, Warburg de Hamburgo, Lazards de París, y el israelí Moises Seifs, radicados en la ciudad de Roma.

Los grandes grupos de especuladores, que dominan el mundo capitalista y controlan las principales palancas del estado burgués, se han integrado en un proceso que se inició con la creación de la Reserva Federal en 1913 con la fusión del poder de ocho familias (Rockefeller, Rothschild, Wanburg, Morgan, Astor, Dupont, Guggenheim, Vanderbilt).

Control del BIS (Banco de Pagos Internacionales)

El BIS (Banco de Pagos Internacionales) funciona como una especie de banco central mundial y está controlado por los principales grupos de especuladores financieros.

El BIS es propiedad de la Reserva Federal de los Estados Unidos, el Banco de Inglaterra, el Banco de Italia, el Banco de Canadá, el Banco Nacional de Suiza, el Banco Nacional de los Países Bajos, el Bundesbank (banco central de Alemania) y el Banco de Francia.

El primer presidente del BIS fue un banquero empleado por Rockefeller, Chase Manhattan y la Reserva Federal, McGarrah Gates. McGarrah era el abuelo del exdirector de la CIA Richard Helms.

En la historia del BIS aparece la financiación recurrente de las Ocho Familias, la financiación de Adolf Hitler, cuando estaba dirigida por J. Henrique Schroeder y Mendelsohn Warburg del Banco de Amsterdam, y un préstamo hecho al gobierno húngaro en 1990, para garantizar la privatización de la economía de ese país. La prensa burguesa ha publicado algunas denuncias sobre la participación en el lavado de dinero del narcotráfico.

Durante la reunión de Bretton Woods estos grandes grupos de especuladores impulsaron la creación del FMI (Fondo Monetario Internacional) y el Banco Mundial.

En 1944, Morgan Stanley y First Boston adquirieron los primeros bonos del Banco Mundial. El BIS posee al menos el 10% de las reservas monetarias de estos organismos y de al menos 80 bancos centrales de todo el mundo.

Otras instituciones que controlan las Ocho Familias son el Foro Económico Mundial, la Conferencia Monetaria Internacional y la Organización Mundial del Comercio.

CONSOLIDACIÓN DEL PODER DE LA FAMILIA MORGAN

La familia Morgan fundó la Universidad de Drexel en Filadelfia y financió el lanzamiento de varios monopolios como AT&T, General Motors, General Electric, DuPont y Rothschild and Baring Bank, con sede en Londres.

En 1890, los Morgan hicieron préstamos al banco central de Egipto, financiaron la construcción de ferrocarriles rusos, deudas de gobiernos estatales brasileños y proyectos de obras públicas en Argentina.

En 1879, la familia Morgan financió el Ferrocarril Central de Nueva York que se utilizó para transportar petróleo de Standard Oil, ambas propiedad de la familia Rockefeller, fortaleciendo así la relación entre las dos familias, y monopolizando el transporte ferroviario y la producción de petróleo.

Las familias Lehman, Goldman Sachs y Lazard se unieron a las dos con el objetivo de monopolizar el control de la base industrial de Estados Unidos.

La Casa Morgan de la familia Morgan, junto con la Casa Rothschid de la familia Rothschild, controló la venta de bonos del Tesoro de los Estados Unidos entre 1895 y 1896. En 1893, en medio de la crisis capitalista, incrementaron el control sobre el gobierno cuando inyectaron US$ 62 millones de oro en el Tesoro para evitar una corrida bancaria.

En 1895, los Morgan controlaron el flujo de oro dentro y fuera de los Estados Unidos.

La primera gran ola de concentración de capital en Estados Unidos fue impulsada por estas familias. En 1897 hubo sesenta y nueve fusiones industriales y en 1899 hubo 1.200. Ya en 1904 John Moody (fundador de Moody’s Investor Services) decía que era imposible hablar de los intereses de Rockefeller y de los intereses de Morgan por separado.

La Standard Oil de Rockefeller, el acero de Andrew Carnegie y los ferrocarriles de Edward Harriman fueron financiados por el banquero de Kuhn Loeb, Jacob Schiff, quien mantenía una estrecha colaboración con los Rothschild en Europa.

La entrada de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial, así como el 50% del gasto total, fue financiado por la familia Morgan.

Jack Morgan, hijo y sucesor de J. Pierpont, financió a los Morgan de Remington y Winchester para aumentar la producción de armas.

Mucho antes del comienzo de la guerra, la empresa francesa de Rothschild Freres contactó a Morgan & Company en Nueva York solicitando un préstamo de US$ 100 millones, para hacer posible el pago de parte de las compras francesas de productos norteamericanos. Los principales contratistas, General Electric, DuPont, US Steel, Kennecott y Asarco, eran importantes clientes de Casa Morgan.

La familia Morgan también financió la guerra de Gran Bretaña contra los bóers en Sudáfrica y la guerra franco-prusiana.

La Conferencia de Paz de París de 1919 estuvo controlada por la familia Morgan, que encabezó la financiación de la reconstrucción de Alemania y otros países europeos.

Una investigación del Congreso de los Estados Unidos en 1936, presidida por el senador Gerald Nye (del Partido Demócrata), reveló que los Morgan habían llevado a los Estados Unidos a participar en la Primera Guerra Mundial con el fin de proteger el crédito, los préstamos y dinamizar la economía, la industria armamentista, el llamado complejo militar-industrial.

La familia Morgan siempre ha mantenido estrechas relaciones con las familias Iwasaki y Dan, las dos familias más ricas de Japón, propietarias de los grupos Mitsubishi y Mitsui, así como con Benito Mussolini, jefe del gobierno fascista italiano.

La consolidación de la familia Rockefeller

El monopolio petrolero de Rockefeller fue financiado por las familias Kuhn y Rothschild a través de préstamos del National City Bank de Cleveland. Este banco fue uno de los tres propiedad de la familia Rothschild en los Estados Unidos durante la década de 1870, cuando se vinculó con Rockefeller en Standard Oil de Nueva York.

En la década de 1920, la familia Rockefeller usó las ganancias del petróleo para comprar Equitable Trust, que se había tragado a otros grandes bancos y corporaciones. La Gran Depresión de 1929 ayudó a consolidar el poder. Bank Chase Manhattan, propiedad de la familia Rockefeller, se fusionó con Kuhn Loeb Bank, que en 2000 se fusionó con JP Morgan, dando lugar a JP Morgan Chase.

Entre los fundadores de Citigroup se encuentra Edward Harkness, un alto ejecutivo de Standard Oil, cuya familia alguna vez controló Chemical Bank, y James Stillman, cuya familia controla Manufacturers Hanover Trust. Dos de las hijas de James Stillman se casaron con dos de los hijos de William Rockefeller. Las dos familias controlan Citigroup.

En el negocio de seguros, la familia Rockefeller controla Metropolitan Life, Equitable Life, Prudential y New York Life.

Los bancos Rockefeller controlan el 25% de los activos de los 50 bancos comerciales más grandes de los Estados Unidos y el 30% de los activos de las 50 compañías de seguros más grandes. Entre las principales empresas controladas por la familia Rockefeller se encuentran Exxon Mobil, Chevron Texaco, BP Amoco, Marathon Oil, Freeport McMoran, Quaker Oats, Asarco, United, Delta, Northwest, ITT, International Harvester, Xerox, Boeing, Westinghouse, Monsanto, Hewlett -Packard, Honeywell, International Paper, Pfizer, Motorola, Monsanto, Union Carbide y General Foods.

A través de varias fundaciones, la familia Rockefeller ha buscado crear un estrato de intelectuales pro imperialistas e influir en programas y políticas públicas en todo el mundo: la Fundación Rockefeller, que tiene estrechos vínculos financieros con las fundaciones Ford y Carnegie, el Rockefeller Brothers Fund, el el Instituto Rockefeller de Investigación Médica, el Consejo General de Educación, la Universidad Rockefeller y la Universidad de Chicago, de donde surgieron papas del llamado “neoliberalismo” como el infame Milton Friedman.

COMPARTIR:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Plataforma Latino Americana