ArabicBasqueBelarusianCatalanChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
¿Cuál es la política revolucionaria en la guerra en Ucrania?

¿Cuál es la política revolucionaria en la guerra en Ucrania?

Elevar la voz contra la masacre de los pueblo del mundo es el papel mínimo de aquellos que luchan por un mundo donde la minoría no secuestre la riqueza de todos los pueblos. La prensa basura tergiversa todo, y la guerra en ucrania no se salvó de esto...

Algunas organizaciones que se reivindican de “izquierda” han levantado posiciones abiertamente a favor de la OTAN (Organización del Atlántico Norte) y del imperialismo norteamericano, a favor de la “democracia” y en contra de los “invasores rusos”.

Algunas organizaciones incluso de la izquierda revolucionaria, han levantado la posición de que la OTAN y Rusia tendrían que irse de Ucrania.

¿Pero quiénes son los responsables de la guerra? ¿Para terminar con la guerra no habría que derrocar los gobiernos que la provocaron?

El ocupante de Ucrania es Rusia, en las regiones donde las “minorías” rusas de hecho son la amplia mayoría. 

La guerra del gobierno ruso es contra la OTAN, que usa al ejército de Ucrania como su propio ejército y por lo tanto, es el principal ocupante.

La retirada de Rusia es la política de la OTAN, lo que implicaría probablemente en la caída del gobierno Putin y en la imposición de una derecha pro imperialista.

Para profundizar le recomendamos: Putin: el discurso de la declaración de guerra al imperialismo

Rusia es una potencia regional víctima de la presión del imperialismo.

Los revolucionarios podemos, y debemos, apoyar potencias regionales o países atrasados y neocolonialismo, cuando son atacados por el imperialismo en todo lo que implique en enfrentar al imperialismo. Nunca debemos apoyar al imperialismo.

El problema político es transformado en un problema de lucha por territorios, cuando la lucha de clases es transformada en un problema “geopolítico”.

En la época del imperialismo, la dominación se da no por la ocupación física de los países, sino por las exportaciones de capitales.

La lucha física se da cuando la lucha de clases se agudiza y hay enfrentamientos con fuerzas nacionalistas o alzamientos revolucionarios.

El imperialismo busca no solo el control del Mar Negro, sino salvarse de su mayor crisis de todos los tiempos, lo que implica en la contención de la caída de las tasas de ganancias y en la integración imperialista de Rusia y China al mercado mundial.

La potencia hegemónica es el imperialismo norteamericano que para salvarse de su crisis rifó hasta la propia Alemania, el principal factor de la estabilidad europea.

La substitución del gas ruso por el gas de los Estados Unidos está llevando, por lo menos, a las industrias de Alemania, Francia e Italia a la bancarrota.

Europa es una área ocupada por el imperialismo norteamericano desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Pero conforme la crisis avanza, las contradicciones inter-burguesas se agudizan. El perjuicio de las industrias que vivían del gas ruso barato pone en choque a la burguesía industrial.

Las guerras son un fenómeno propio del imperialismo y andan de manos dadas con las rebeliones y las revoluciones.

¡No a la guerra imperialista!

¡No a la guerra nuclear!

¡Por la unión de todos los trabajadores del mundo!

¡Por gobiernos de trabajadores!

COMPARTIR:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Plataforma Latino Americana