Estados Unidos: ¿Ser o no ser? ¿Qué debemos esperar para el 2023?

Estados Unidos: ¿Ser o no ser? ¿Qué debemos esperar para el 2023?

La propia burguesía explica que esta entre "la espada y la pared". Su unica salida es llevarnos a la guerra. Entienda la situación mundial ante la crisis capitalista.

La principal potencia mundial, así como todo el mundo capitalista, se encuentra en una encrucijada que tiene en su base la mayor crisis capitalista mundial de todos los tiempos.

La política económica que ha sido aplicada desde los años de 1980, con la adopción del llamado “neoliberalismo” ha sido el llamado “monetarismo”.

La manipulación de las tasas de interés complementada pela emisión obscena de moneda, sin lastro productivo, ha estado en la base de la disparada de la especulación financiera, como la expresión máxima de la especulación financiera.

Esas políticas empezaron a entrar en fuerte crisis a partir de finales de la década de 1990, después de varias profundas crisis regionales: Turquía, México, Rusia, Argentina, Brasil, Tigres Asiáticos.

La salida fue relajar aún más el control del estado burgués sobre la regulación de la economía, la privatización de sectores estratégicos (hasta parte de la CIA y del Pentágono) y aumentar los repases de recursos públicos a las grandes empresas. Como cortina de humo vino el atentado a las Torres Gemelas, en septiembre de 2001, y la guerra en Irak y Afganistán.

El fracaso de estas políticas quedó evidenciado por el colapso capitalista de 2008, que aún no sólo no fue cerrado sino que ha aumentado.

Entre la espada y la pared

La política para contener a la mayor crisis capitalista de todos los tiempos cuenta con dos cartas principales. Seguir aumentando la tasas de interés y reducir los repases de recursos públicos a los capitalistas, o contener ese aumento y aumentar los repases a los capitalistas.

Es evidente que ninguna de esas políticas resuelve el problema principal que es eliminar los volúmenes obscenos de capital ficticio/ especulativo, que no solo no ha disminuido sino que ha aumentado exponencialmente.

La alta dirección del BlackRock y de Vanguard, que son los principales controladores de los fondos especulativos en los Estados Unidos y en el mundo, han declarado públicamente que la Reserva Federal (el banco central de los Estados Unidos) debe reducir el ritmo del aumento de las tasas de interés.

Vale recordar que la Reserva Federal es controlada por los grandes bancos privados. Inclusive lo privado y lo público se entrelazan en el capitalismo de estado, sin el cual es imposible imaginarnos el capitalismo actual.

El retorno a la meta inflacionaria de 2% puede ser conseguido por medio de la recesión, que es la política actual, o convivir con la inflación más alta para proteger el crecimiento.

El propio Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) considera que las posibilidades de los Estados Unidos entrar en recesión en 2023 son del 50%, mismo con las tasas de interés controladas en torno a los 5%.

Empeoró el consumo interno, la situación mundial, a parte del aprieto monetario  que tiene como objetivo controlar parcialmente los volúmenes de casi US$ 10 billones en título privados podridos que la Reserva Federal posee.

Y esa situación sucede en el principal país exportador de inflación al mundo, por medio de la dictadura del dólar impuesta desde la Segunda Guerra Mundial y turbinada por el poder de sus grandes empresas y de la fuerza militar.

El mantener una cierta inflación no implica que la crisis pueda ser contenida y que no siga evolucionando rumbo al gran nuevo estallido que será mucho mayor que el de 2008.

Y cuando más maniobras el imperialismo haga, más fuerte será la nueva crisis.

La salida capitalista para su crisis es, y solo puede ser, la guerra. Con su renovada actividad del complejo industrial militar. Con su retomada de la economía por medio del esfuerzo de reconstrucción. Con sus estados de sitio y cortes marciales. Con el fascismo para enfrentar el ascenso del movimiento de masas en las calles.

Los trabajadores espontáneamente se dirigen en dirección de grandes luchas y a la revolución.

Esas luchas precisarán de un norte para que no sean infiltradas y desviadas. Ese norte es el papel de los verdaderos revolucionarios. 

COMPARTIR:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

2 comentarios en «Estados Unidos: ¿Ser o no ser? ¿Qué debemos esperar para el 2023?»

Deja un comentario

Plataforma Latino Americana