ArabicBasqueBelarusianCatalanChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
La muerte de la Reina, la guerra y las elecciones

La muerte de la Reina, la guerra y las elecciones

¿Que ha pasado en estos días y como se conecta una cosa con la otra? La muerte de la Reina Isabel II y el despliegue mediatico, la reunión de la OCS, La guerra de Ucrania, la OTAN, las elecciones en Brasil y las movilizaciones en Viena...

Durante la semana pasada, los noticiarios estuvieron tomados por la muerte de la Reina Elizabeth II, el avance parcial del Ejército de Ucrania en el norte del país, en la región de Kharkiv, contra el Ejército de Rusia, y los circos parlamentarios en varios países, principalmente en Brasil donde en algunos días serán realizadas las elecciones presidenciales.

En paralelo, y de manera muy restricta, fue noticiado para el público más especializado la reunión de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), liderada por los chinos y rusos.

La propaganda burguesa a cada día, es más instrumentalizada como mecanismos de PsyOp, operaciones psicológicas de guerra.

La novela sobre las bondades de la Reina busca camuflar la crisis generalizada de la burguesía. Y obviamente oculta las verdades inconvenientes, tales como que la Reina y su esposo pasaron la luna de miel en la Alemania de Hitler y que fueron recibidos y mimados por el propio Führer. Eso sin contar los varios crímenes cometidos por el imperialismo inglés durante su reinado.

La crisis capitalista avanza a pasos largos. El imperialismo busca una salida para los obscenos y crecientes volúmenes de capitales ficticios/ especulativos en la guerra.

El presidente ruso, Vladimir Putin, declaró en la OCS que los guantes (de la paz) aún están extendidos pero es evidente que esa extensión podrá ser eliminada en cualquier momento.

El presidente de Ucrania, que no pasa de un fantoche que actúa a mando del imperialismo norteamericano, ha declarado en varias ocasiones que la guerra solo acabará con la derrota de Rusia.

El gobierno ruso, por su vez, parece que fue a la guerra con una de las manos y una pierna atadas.

Pervomaisk, República Popular de Lugansk (RPL). Las consecuencias de la llegada de proyectiles del MLRS HIMARS a un edificio residencial donde solo había civiles.

De hecho, hay varias consideraciones políticas que explican la debilidad del avance ruso que, conforme quedó claro con los recientes ataques a la infraestructura eléctrica podría haber puesto a Ucrania en el piso hace tiempo, aplicando la mismísima política de tierra devastada que el imperialismo norteamericano, por ejemplo, siempre ha aplicado.

El gobierno ruso sufre de varias contradicciones que pasan incluso por la aproximación con Turquía, que es miembro de la OTAN, la Organización del Atlántico Norte, con la India, que es una potencia nuclear y mantiene vínculos con los Estados Unidos y principalmente con China.

El objetivo del gobierno ruso no es derrotar el imperialismo, sino mantener los negocios funcionando. Y como una burguesía regional le tiene mucho miedo al levante de las masas.

La salida preferencial para los rusos y chinos es hacer un acuerdo con el imperialismo. El problema es que la agudización de la mayor crisis capitalista de todos los tiempos lo ha dificultado mucho.

¿Que el imperialismo tiene para ofrecer en este momento? Casi nada.

Con la economía en crisis y la verdadera bomba atómica del creciente capital ficticio, lo que le ha restado es la escalada de las sanciones contra Rusia y ahora contra China en el sector de microchips, en un intento desesperado de continuar controlando los principales sectores del mercado mundial a cualquier costo.

El problema de esa política semi suicida son los efectos colaterales. Las sanciones contra Rusia han generado la mayor desestabilización en Europa en los últimos 40 años, con crecientes protestas de masas.

La agresión contra China ha generado que varios países se hayan aproximado a la SCO. Al final, en el capitalismo lo que valen son los negocios para mantener las ganancias y evitar la quiebra de las grandes empresas, y también para mantener a las masas pacificadas.

El movimiento de masas está despertando nuevamente. Todas las semanas, vemos manifestaciones en países tradicionalmente “pacíficos”. En esta semana fue la vez de Austria.

La salida de la crisis capitalista sólo puede venir de una gran guerra o de la revolución. No habrá salida sin quemar los capitales ficticios/ especulativos, de los cuales hoy dependen las ganancias de todas las grandes empresas.

Inevitablemente para el próximo período debemos esperar el enfrentamiento abierto entre los trabajadores y la burguesía mundial.

COMPARTIR:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

1 comentario en «La muerte de la Reina, la guerra y las elecciones»

Deja un comentario

Plataforma Latino Americana