ArabicBasqueBelarusianCatalanChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Evaluación: Chile: El “Estallido”, el Plebiscito y las tareas actuales

Evaluación: Chile: El “Estallido”, el Plebiscito y las tareas actuales

¿Que llevó al “estallido”? ¿Qué características tuvo? ¿Cuáles son las enseñanzas? ¿Que proceso se abrió con el Acuerdo del 15 N y la Nueva Constitución? ¿Cuál es la enseñanza del resultado del plebiscito? ¿En que momento nos encontramos ahora? ¿Cuál fue la política de PLR durante este período (Estallido-plebiscito)? ¿Cuál es la política de PLR ahora (post plebiscito)?

¿Que llevó al “estallido”? 

Las causas del Estallido de octubre de 2019 en Chile, se relacionan en primer lugar, con el acúmulo de las contradicciones sociales desde la Dictadura Militar encabezada por Pinochet.

Chile fue el principal laboratorio del llamado “neoliberalismo”, que fue impuesto a punta de bayonetas.

La destrucción de las principales industrias y la liberalización de la economía, que de hecho fue la apertura total al imperialismo, junto con la destrucción de prácticamente todos los derechos sociales fue desarrollando y acumulando los factores que llevaron al “Estallido”.

Durante varios años la “bonanza” y la “eficiencia” de Chile, apuntalada por la “democracia” pinochetista ha sido propagandeada por el imperialismo como el modelo para toda América Latina.

Después del colapso capitalista mundial del 2008, el modelo chileno empezó a entrar en crisis. Los niveles de pobreza aumentaron, principalmente a partir del 2016, cuando hubo un empeoramiento generalizado de la situación a nivel mundial.

La destrucción de la educación pública, y también de la salud pública, escalaron las luchas de los pingüinos, pero en una nueva época y en otro nivel.

En 2019, todas las contradicciones sociales se encontraban muy tensionadas.

¿Qué características tuvo? 

Fue un levante espontáneo que empezó a partir de la movilización de sectores de vanguardia de los estudiantes secundaristas.

La movilización en las calles fue enorme.

Surgieron nuevas formas de lucha, principalmente las “primeras líneas”, como organismos de autodefensa que permitieron que el pueblo se manifestase. Así como las brigadas de salud.

En los territorios surgieron las asambleas populares y colectivos como forma de organización popular contra la “institucionalidad” pinochetista.

El movimiento de trabajadores no tuvo ninguna participación relevante en el Estallido. Muy parcialmente y colateralmente hubo algo en el sector de los trabajadores de la pesca y docentes, y muy colateralmente los portuarios.

Los trabajadores del cobre se mantuvieron al margen.

¿Cuáles son las enseñanzas? 

Una gran movilización social espontánea será controlada por el estado burgués y/o la extrema derecha en las calles, a menos que los verdaderos revolucionarios tengamos la posibilidad de introducir la política revolucionaria en el movimiento.

La política revolucionaria debe tener como objetivo movilizar los trabajadores por local de producción y no solo en las calles de manera horizontal. Esto debe ser realizado a partir de consignas de lucha que eleven las reivindicaciones populares que van apareciendo.

En Chile el sistema debe ser puesto en jaque por medio de la paralización de sectores llaves de la producción, como el cobre (que representa 54% de las exportaciones) y los puertos (de donde sale la producción al exterior).

La aglutinación de fuerzas debe ser lograda a partir de un trabajo de agitación y propaganda, centralizado, organizado profesionalmente y direccionado a movilizar el movimiento de masas.

La principal tarea de los verdaderos revolucionarios y luchadores sociales hoy pasa por poner de pie el Programa revolucionario, traducirlo en la Plataforma de Lucha, agruparse en torno a ellos y aplicarlos con mucha seriedad y energía en el movimiento de masas, con una política táctica muy flexible pero que no se despegue del Programa ni de la Plataforma.

¿Que proceso se abrió con el Acuerdo del 15 N y la Nueva Constitución? 

El objetivo del Acuerdo del 15N fue ponerle un fin a las reivindicaciones del Estallido por medio de una “nueva” Constitución pinochetista, que mantuviese de pie las estructuras del pinochetismo, pero que las camuflase con algunas concesiones secundarias y mucha demagogia.

Todo el proceso quedó canalizado por un Parlamento controlado por la derecha y que, por lo tanto, tuvo la palabra final sobre todo lo que fue introducido en la “nueva” Constitución.

¿Cuál es la enseñanza del resultado del plebiscito? 

La burguesía chilena y el imperialismo ejecutaron con gran maestría una operación en pinza, por medio de la cual controlaron todo el espectro.

La extrema derecha representaba el Rechazo. El gobierno Boric (que en la práctica no pasa de la continuidad del gobierno de Sebastián Piñera) representó el Apruebo.

El Rechazo representaba la continuidad de la Constitución de Pinochet y el Apruebo representaba algunas pequeñas concesiones que eran lo posible en las actuales condiciones.

Esa era la política de la burguesía que controló a toda la “izquierda” institucional e influenció a una parte importante de la izquierda de lucha.

En realidad, por fuera de la operación de terror de la burguesía, el Rechazo representó la victoria de los trabajadores y del pueblo chileno.

La Constitución de Pinochet, modificada parcialmente en el gobierno de Ricardo Lagos, fue rechazada en las calles durante el Estallido.

El Rechazo no significó que nos quedaríamos con la Constitución de Pinochet para siempre, sino que podíamos comenzar un nuevo proceso constitucional de inmediato. Ese “detalle” fue ocultado por la propaganda del gobierno Boric.

El Rechazo significó el rechazo de la continuidad del Pinochetismo.

En la “nueva” Constitución no había nada que liquidara con las AFPs (fondos de pensión), los Isapre (fondos de salud); nada sobre la “refundación” de Carabineros y el fin de las fuerzas represivas pinochetistas; el Wallmapu continúa militarizado; en las mazmorras abundan los presos políticos; nada se dijo sobre las privatizaciones y la entrega de Chile; peor aún, Boric en persona se empeño en terminar de entregar el cobre y otros bienes ya en las reuniones que mantuvo con grandes buitres capitalistas (Citibank, BlackRock, Glenncore, Microsoft y otros) durante la reunión cumbre de las Américas.; nada sobre la salud y la educación públicas; etc. etc.

Debemos exigir el fin del saque de los trabajadores y del pueblo chileno.

Debemos exigir una Asamblea Constituyente Libre y Soberana, electa a partir de las Asambleas Populares y Colectivos, no sólo para redactar una nueva constitución sino como organismo de poder popular para substituir las estructuras pinochetistas actuales.

¿En que momento nos encontramos ahora? 

Una vez pasada la gran confusión que se generó durante el Plebiscito, se hace necesario impulsar la lucha contra los crecientes ataques en contra del pueblo chileno, protagonizado por todo el régimen político.

La crisis capitalista mundial avanza rápidamente. Las contradicciones sociales aumentan no solo en Chile, sino también en América Latina y en el mundo.

Muchas luchas están emergiendo en todo el mundo y nuevos estallidos pueden verse en el horizonte.

El imperialismo y las burguesías locales apuestan en la escalada de la guerra, las dictaduras contrarrevolucionarias y el fascismo para contener la mayor crisis capitalista de todos los tiempos y el ascenso revolucionario.

¿Cuál fue la política de PLR durante este período (Estallido-plebiscito)? 

Primera Línea Revolucionaria actuó con energía para organizar la resistencia popular contra la represión, a partir de las primeras líneas, y buscó organizar la organización del poder popular, principalmente a partir de los territorios.

En relación al plebiscito, PLR se posicionó en contra del Apruebo, a favor de anular el voto y de denunciar con energía la maniobra del gobierno Boric y de todo el sistema.

¿Cuál es la política de PLR ahora (post plebiscito)?

Ayudar a agrupar a los revolucionarios y a los verdaderos luchadores sociales con el objetivo de fortalecer un núcleo de dirección capaz de actuar en el próximo ascenso de masas e influenciar la situación política en el sentido revolucionario.

Esa política implica en defender el Programa Revolucionario, traducirlo para el movimiento de masas por medio de la Plataforma de Lucha y defenderlo con energía y flexibilidad táctica en las luchas de masas.

COMPARTIR:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

2 comentarios en «Evaluación: Chile: El “Estallido”, el Plebiscito y las tareas actuales»

  1. Este artículo es escrito por un compa brasilero (“secundaristas”). Tiene trazos de lucidez. Lamento decirle que los militantes de su organización en Chile no han implementado esta línea política en nuestro país. De nuevo, entre marzo y agosto de 2022, se escribieron al menos 5 artículos explícitamente boricistas, uno sobre la cuestión del cobre con la perspectiva nacionalista de la DC de los 1960s y otro explícitamente poniendo en duda la abstención o el nulo en el plebsicito (dándole visto bueno al “apruebo crítico”).

    Responder

Deja un comentario

Plataforma Latino Americana