ArabicBasqueBelarusianCatalanChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
GOBIERNO PETRO: OTRO “REFORMISMO” PRO IMPERIALISTA

GOBIERNO PETRO: OTRO “REFORMISMO” PRO IMPERIALISTA

100 días del Gobierno de Petro dentro del proceso de “viraje a la izquierda” que se lleva en América Latina. Pero, ¿Cuál es la verdadera acción que podrá llevar adelante este gobierno? ¿Responderá verdaderamente a las necesidades de los pueblos del país cafetero?

El 7 de agosto Gustavo Petro asumió la presidencia de Colombia; 100 días y dando continuidad al supuesto proceso de “viraje a la izquierda” que se lleva en América Latina.

Pero ¿Cuál es la verdadera acción que podrá llevar adelante este gobierno?

¿Responderá verdaderamente a las necesidades de los pueblos del país cafetero?

¿Bajo qué condiciones asumió el gobierno de Gustavo Petro?

Petro es el primer gobierno de “izquierda” en toda la historia de Colombia, la cual está sumida en un pasado y presente de mucha persecución a los luchadores sociales, mucha desigualdad y gobiernos aliados a las grandes elites nacionales y “trasnacionales” sobre las necesidades de los pueblos del país.

Este proceso derivó en el gran “estallido” del 2021, el cual comenzó el 28 de abril con una serie de manifestaciones en diferentes ciudades colombianas para pedir el retiro de una controvertida reforma fiscal. En ese momento, no se veía venir lo que ocurrió: un estallido social encabezado por jóvenes y estudiantes que hacen eco de demandas y reclamos que vienen de años atrás. 

Es en este contexto que surge como anillo al dedo el carismático Petro. Él tomó las demandas de la gran protesta para realizar su candidatura bajo la necesidad de un cambio, los pueblos de Colombia compraron la farsa.

Este personaje desvió la lucha al camino institucional cooptando el movimiento y conteniendo la rebelión popular junto con la burocracia sindical de la CUT.

Es desde este punto que los ojos de los revolucionarios y luchadores sociales que ya conocemos de estas maniobras se entre cierran ante la verdadera cara de este gobierno pro imperialista y burgués. Y esto sólo quedó más que demostrado cuando el propio gobierno cerró acuerdos en el congreso con nada más ni nada menos que partidos burgueses y centristas.

Como son,

  • Partido Liberal -histórico de la burguesía, vinculado al ex presidente César Gaviria-
  • Alianza Verde, a los cuales cedió la presidencia de importantes comisiones parlamentarias;
  • Cambio Radical (más afín al uribismo, pero que se alió a Petro tras un acuerdo entre cúpulas)
  • La U (partido que se vende al mejor postor, por lo cual fue aliado del uribismo, luego pasó al santismo y, en un nuevo giro, ahora se sumó al petrismo).

¿Cómo esperar un cambio si estamos llenos de lo mismo de siempre? Mucha firula y poca acción concreta.

¿Cuáles son los tres principales puntos del gobierno Petro?

  • la “paz total”,
  • la reconversión energética y
  • la reforma fiscal.

Antes de entrar de lleno en estos 3 puntos, los cuales son utilizados de forma demagógica para contener nuevos levantes y apaciguar las aguas ante la creciente crisis económica y la lucha de clases que cada vez se coloca de forma más antagónica y explicita, veamos que es lo que se ha hecho hasta ahora.

  1. Mantener Presos a los “Primera Línea” del estallido social.
  2. No reformar la ESMAD
  3. Ante una gran manifestación durante el gobierno de Petro gestada por indígenas del pueblo “Embera Chamí” que fueron desalojados de sus tierras y colocados en centros de “atención” insalubres, el gobierno empleó la policía antimotines para amedrentarlos.

¿Pero esto sucede por qué Petro es “malo”?

Fuera de caer en ese tipo de análisis burdo, hay que ponerle ojos a las contradicciones sobre la cual se encuentra desarrollando el gobierno colombiano.

Por un lado, las fuerzas de la burguesía derechizadas al extremo ante la creciente crisis y por el otro, la creciente fuerza de los obreros y los pueblos oprimidos que comienzan a movilizarse a raíz de la propia derechización del sistema que retira derechos consagrados, disminuye el poder adquisitivo y rompe todo tipo de ilusiones en el sistema y la supuesta “movilidad social”.

Y es así que en este antagonismo que se desarrollan las “reformas” de Petro.

1. La “Paz Total”

La “Paz Total” se constituye de la desarticulación del conjunto de grupo militares irregulares –guerrillas, paramilitares y crimen organizado-. Las perspectivas para alcanzar la “paz total” son muy adversas, pues no hay ninguna garantía de que el Estado y la burguesía colombiana cumplan con un eventual acuerdo de paz, tal como aconteció durante el gobierno de Duque.

Como si las leyes fueran a hacerse reales solo por estar escritas. Recientemente, el gobierno impulsó la aprobación de la Ley 181.

Esta Ley coloca la “paz total” como un eje prioritario y transversal del Estado y sus instituciones. Por ende se estaría imponiendo como una prioridad independiente de quien esté administrando y gerenciando el Estado y sus instituciones.

Los ceses al fuego concretados entre el gobierno, el ELN y otros grupos armados son de corto alcance, ya que sólo aplican para suspender los combates entre esas fuerzas con el Ejército, pero prosiguen las disputas sangrientas entre esas organizaciones por el control de zonas.

2. Reconversión energética

Si bien fue una de las promesas de campaña, aún no hay información de como se llevaría adelante. De todas formas, presupone la disminución de la dependencia de Colombia a los combustibles fósiles.

Hasta el momento se han aplicado algunas medidas como la prohibición del fracking y la minería a cielo abierto, así como la suspensión de nuevas exploraciones de hidrocarburos.

Pero es sumamente complejo que se disminuya realmente la dependencia a los combustibles fósiles, ya que la industria extractivista tiene un peso fuerte en la economía del país. Además, este gobierno no se impondrá a los intereses de las grandes elites económicas nacionales, sino que buscará atenuar y responder a sus necesidades sin generar grandes movilizaciones en el país.

3. La reforma Fiscal

Hace semanas la reforma fiscal fue aprobada, pero no como originalmente fue propuesta, ya que, como el propio Petro mencionó no está dispuesto a poner un pie por fuera de los estrechos márgenes de la institucionalidad burguesa. Lo que ha generado que deba consensuar con la derecha y por ende la burguesía nacional. Desarrollando una reforma a medias que no tiene el mismo impacto que su forma original.

Es así, que Petro impidió la movilización de las masas colombianas en favor de la primer propuesta con el cometido de cumplir con su promesa de funcionar como un mediador, que no se opondrá a la burguesía y imperialismo, pero que debe maniobrar para que no haya grandes levantes.

La reforma introdujo impuestos progresivos que brillaron en los medios de comunicación, mostrando el avance “de izquierda” en Colombia. Pero detrás de ese maquillaje se escondieron impuestos regresivos, que poco son mencionados.

A modo de ejemplo:

  •  El gobierno pretendió tasar toda la comida chatarra y otros productos alimenticios como el pan y la leche. Esto no se llevó adelante por la crítica de las bancadas de derecha, las cuales aseguraron que sería “peligroso” -y obviamente lo piensan en sus intereses y la necesidad de mantener la estabilidad del país para seguir manteniendo el sistema en funcionamiento- ya que aumentaría el costo de vida y generaría disgusto en los sectores populares.
  • De todas formas, se aprobó un impuesto sobre las bebidas azucaradas. Las cuales si bien no son nutricionalmente saludables, son consumidas por su bajo costo por amplios sectores de la sociedad, especialmente los más desfavorecidos.

Al contrario de realizar grandes transformaciones que golpearían directamente la burguesía en favor de los pueblos que residen en Colombia, se atenúa a realizar vergonzosas concesiones a los trabajadores frente a la continuidad del saqueo, el hambre, la represión, la falta de viviendas, la persecución, los desalojos, el desempleo y las privatizaciones.

¿Petro sigue las características de los otros supuestos gobiernos de izquierda?

Como si la pregunta fuese para incrédulos y derechistas, la respuesta es más que obvia.

El “viraje a la izquierda” no es más que un lineamiento que proviene desde el propio imperialismo que busca contener los estallidos en su “patio trasero” mientras desenvuelve grandes luchas inter burguesas con China y sus aliados. Todo con la finalidad, de darle un respiro al Capitalismo y una de las únicas salidas para la gran crisis económica que nos azota a todos.

La única salida para los pueblos es a través de su organización por fuera de toda institucionalidad burguesa. Dentro de la misma, estamos condenados a las actuales condiciones donde obtenemos – y con mucha suerte— migajas, las cuales pueden sernos arrebatadas a cualquier momento.

Ya finalizando hagamos un recuento de los otros supuestos izquierdismos en el Continente:

Chile – Gabriel Boric

Como si nos llegase a faltar material para explicar la farsa que conllevo a la asunción de Gabriel Boric y todo su proceso de capitulación a lo más reaccionario de la burguesía nacional y trasnacional.

Dejamos aquí todos los materiales sobre este gobierno AMARILLO, como se le ha llamado en el propio país, que podría reflejar un poco del futuro previsible para el gobierno Petro.

Solo con la finalidad de nombrar algunos hechos tenemos, la continuación de la persecución, infiltración y prisión a luchadores sociales.

La militarización de la macro zona sur del país que conforma parte del Wallmapu.

La continuidad de las AFP, el pasaje del TPP11, y del sistema pinochetista en su totalidad y el traspaso de la crisis a las y los trabajadores.

Evaluación: Chile: El “Estallido”, el Plebiscito y las tareas actuales

Chile todos los materiales escritos hasta ahora.

Argentina- Alberto Fernández

Uno de los puntos más notorios es la renegociación del acuerdo con el FMI para garantizar el pago de la deuda a partir de un brutal ajuste contra la población trabajadora.

Así como el nombramiento de su ministro Massa que fue colocado como forma de brindarle tranquilidad al organismo y la burguesía internacional de que Argentina hará todo lo posible para acoplarse.

Más Información de Argentina.

México – AMLO

La continuidad de la política de persecución a los luchadores sociales como la falta de respuesta a comunidades históricamente explotadas, se suma a que México se ha transformado en el puesto de avanzada de la policía migratoria del imperialismo estadounidense, sometiendo a cientos de miles de inmigrantes latinoamericanos a condiciones brutales de persecución y reclusión en campos.

Más información de México.

Brasil – Lula / Alckmin

El gobierno Lula/ Alckmin ni siquiera empezó, pero tenemos que su Vice Alckmin fue ex gobernador del estado de São Paulo por cuatro mandatos en donde aplico las más diversas políticas neoliberales.

Lula, antes de las elecciones fue visitado por Victoria Nuland, secretaria del Departamento de Estado de EUA y responsable por el golpe de los nazistas en Ucrania, los Maidan (la misma visitó a Lula y no Bolsonaro).

Su programa de defensa de la Amazonia que es propicia a la ayuda internacional, de hecho defende el control de la Amazonia por las potencias imperialistas

Lula-Alckmin son los candidatos del gobierno Biden en Brasil, todos aquellos que enviaron a Lula a la carcel, como la Red Globo, Febraban (federación de Bancos), FIESP (Federación de las Industrias del estado de Sao Paulo) y la mayoria de la derecha, hoy en dia apoyan a Lula.

Más información de Brasil

Nuevamente, la supuesta izquierda fue puesta en Latinoamérica para poder aplacar cualquier tipo de levantamiento o posibilidades de una revolución. Una vez en el poder, no pasa mucho tiempo para que estos partidos empiecen a aplicar las políticas imperialistas, son los primeros en reprimir las manifestaciones y a “olvidarse” de todas las demandas sociales. Algunos hasta se plantean reformas de baja intensidad, pero donde haya migajas, cuando las cosas aprietan el pueblo puede esperar un cuchillazo por la espalda.

Hoy en día, debido a la crisis económica estos partidos de centro-izquierda o sociales liberales solo pueden sobrevivir a partir de demagogia, ya que ninguna reforma conseguirá perdurar por mucho tiempo, pues las grandes empresas necesitan de los repases de capital para no quebraren.

El deber de los verdaderos revolucionarios es ayudar a organizar la lucha de los trabajadores y de las masas.

.

COMPARTIR:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Plataforma Latino Americana