ArabicBasqueBelarusianCatalanChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Empresas públicas argentinas, PERO NO TANTO …

Empresas públicas argentinas, PERO NO TANTO …

Las acciones que viene llevando adelante el gobierno Argentino, apoyado por las burocracias, muestra los malabares a los cuales están sujetos para poder servir a los grandes capitalistas y no generar grandes movilizaciones internas en sus países.

A partir del acuerdo realizado con el FMI de ahora en adelante las empresas y sociedades del Estado deberán rendirle cuentas al Fondo Monetario Internacional, incluso con informes mensuales por la vía del Indec (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos de la República Argentina) sobre la variación de la dotación de personal.

Esta normativa, publicada en el Boletín Oficial, y que lleva la firma del jefe de Gabinete Juan Manzur y del propio ministro de Economía, Sergio Massa, únicamente favorece a los grandes capitales.

Esta medida hace parte del congelamiento de toda la planta estatal hasta el 2023, y perjudica directamente a miles de trabajadores. Eso sin contar que los mismos se encuentran ya precarizados, pisoteados y vulnerados bajo contratos basura o como supuestos “micro-emprendedores”, que en la práctica representa la uberización del trabajo.

La normativa en cuestión es, asimismo, un peldaño más hacia la reforma laboral que la clase capitalista busca imponer de manera generalizada, con la destrucción total de los derechos de los trabajadores. En ella, la prohibición de contratación comprende a “las contrataciones por tiempo indeterminado, a plazo fijo, a tiempo parcial y de trabajo eventual”, a las contrataciones bajo el régimen de locación de servicios en forma individual y se deniega “la contratación de empresas dedicadas a la prestación de servicios eventuales” (Ámbito, 23/8).

Te puede interesar:
CHAU HUMEDALES, ASÍ COMO A TODOS LOS ECOSISTEMAS

Las principales burocracias sindicales también le hacen el aguante al estado burgués, la UPCN (Unión Del Personal Civil De La Nación) y el ATE (Asociación de Trabajadores del Estado), negocian el salario de los trabajadores por debajo de la inflación, y peor aún, en míseras cuotas.

Las acciones que viene llevando adelante el gobierno Argentino, apoyado de las burocracias de los movimientos sociales, de los sindicatos y de los partidos políticos, es una muestra de los malabares a los cuales los gobiernos y sus aparatos están sujetos para poder servir a los grandes capitalistas y contener las grandes movilizaciones en sus países.

Es decir, están apretados entre la necesidad de mantener los privilegios de la burguesía y su crisis, y la gran masa obrera y pobre que está cansada de pagar los platos rotos de este sistema de miseria.

Los tarifazos, el cierre de plantas estatales, la subcontratación y precarización del empleo, los altos niveles de inflación y los bajos salarios, el recorte de presupuesto en la salud y educación y la desestructuración de las jubilaciones están volviéndose el pan de cada día para cada uno de los países latinoamericanos.

Lo que vemos hoy en Argentina, lo vemos en Chile con el supuesto gobierno de “izquierda” de Gabriel Boric, y lo veremos sin dudar en el gobierno de Lula y Alckmin en Brasil. Ya que estos tres países deben contener las grandes movilizaciones internas impulsadas por la propia crisis del capital, para que todo el continente no se revolucione.

Conociendo este escenario, a los revolucionarios nos queda unirnos en lucha más allá de las fronteras. Si la burguesía imperialista tiene un único plan para toda América Latina, nosotros debemos tener uno al mismo nivel, que nos permita hacerle frente a la avanzada arremetida contra los trabajadores y levantar polos de lucha contra el neoliberalismo, la propiedad privada, el estado Burgués y el Imperialismo.

Para Argentina un paro nacional, cortando la producción en las empresas centrales, dándole a la burguesía donde le duele.

Para América Latina, unión y creación de polos para cortarle las vías de acción a las burguesías locales y extranjeras en nuestros países.

COMPARTIR:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

1 comentario en «Empresas públicas argentinas, PERO NO TANTO …»

Deja un comentario

Plataforma Latino Americana